Andalucía

Novedoso protocolo para la detección precoz de casos de coronavirus en traslados en ambulancia

  • Grupo SSG completa las medidas para hacer más seguro el transporte de pacientes a los centros hospitalarios evitando riesgos de contagio tanto para los enfermos como para sus acompañantes y el personal sanitario.

El doctor Armengol explica las claves del protocolo de traslado de pacientes en ambulancia en época de pandemia.

La anticipación en la detección de posibles positivos de covid-19 es esencial para frenar la diseminación del virus. La dirección del Grupo SSG (Servicios Socio-Sanitarios Generales S.L.) implanta un nuevo protocolo de actuación para prevenir la infección por coronavirus de los pacientes, sus familiares y, por supuesto, del personal sanitario durante los trasladados en sus ambulancias.

El protocolo, diseñado por Ricard Armengol, director médico del grupo, incorpora nuevas acciones a las medidas incluidas en los planes de contingencia ante el Covid- 19 en atención sanitaria aprobados por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, el día 20 de marzo de 2020. Así, se pretende dotar al personal Técnico de transporte sanitario de herramientas y conocimientos básicos para, en base a criterios objetivos, detectar precozmente signos y síntomas en pacientes o usuarios que se trasladen en las ambulancias que forman parte del grupo.

Será obligatorio tomar la temperatura al paciente al que se va a recoger antes de subir a la ambulancia. Se le informará del resultado y en caso de tratarse de ser alta, se indagará sobre la presencia de otros síntomas.

Dado que muchas de las personas trasladadas son especialmente vulnerables al covid-19 por tener edad avanzada y patologías asociadas, se emplearán líneas de traslado de pacientes independiente. Así, en ningún caso se trasladará a un enfermo sin síntomas en un vehículo empleado para posibles casos positivos.

Si durante la detección precoz se produce un caso afirmativo, se indicará al paciente que no debería ser trasladado sino proceder al aislamiento domiciliario para prevenir posibles contagios de otras personas, ya sean pacientes, acompañantes o profesionales. Si el paciente está de acuerdo en no ser trasladado, se dará parte para que registren en la ficha del traslado la incidencia con acuerdo, se comuniquen inmediatamente la incidencia a los servicios de la administración pública para que les indiquen cómo proceder (anulación, servicio individualizado...) y, al mismo tiempo, se notificará al centro de destino el resultado de la gestión y la cancelación del traslado del paciente. Si el afectado estuviera en desacuerdo, se procedería de la misma manera, pero especificando en la ficha de traslado la incidencia sin acuerdo.

El técnico debe desinfectar el termómetro digital de infrarrojos, utilizar mascarilla, guantes y realizar higiene de manos con los elementos que se le han proporcionado a tal efecto sin excepción.

En caso de que los contagios se detecten durante el traslado, el nuevo protocolo establece medidas de actuación más inmediatas que eviten la exposición al contagio tanto de otros pacientes como de los profesionales sanitarios. Así, se le ofrecerá al paciente una mascarilla quirúrgica. Si el traslado es compartido, se tratará de espaciar a los usuarios en la medida de lo posible y se le colocará a cada uno una mascarilla quirúrgica. 

Es muy importante comunicar el caso inmediatamente a la sala de operaciones, para el registro de la incidencia, y se dará parte a la Administración pública correspondiente, con la indicación de "caso posible".

Al llegar a destino y antes de evacuar el vehículo, se informará de la situación al personal sanitario que reciban al paciente. Finalizado el traslado, se desinfectará con ozona la ambulancia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios