EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Avances en Oncología

Oncólogos andaluces, en la primera línea frente al cáncer de mama

Zona de Oncología Médica. Zona de Oncología Médica.

Zona de Oncología Médica. / Juan Carlos Muñoz

Escrito por

· Noelia Márquez

Periodista

La mayoría de las pacientes con cáncer de mama son diagnosticadas en estadios precoces (I, II y III), pero muchas de ellas sufren una recaída al cabo del tiempo, incluso 10 ó 15 años después del tratamiento curativo basado en cirugía, radioterapia y quimioterapia.

"Una de las mayores preocupaciones de las pacientes con cáncer de mama, tras finalizar el tratamiento curativo de la fase precoz, es que vuelva a aparecer al cabo de unos años", explica la doctora Ana Casas, oncóloga y paciente en cáncer de mama. La experta incide en los datos: "dos de cada ocho pacientes con cáncer de mama recurrirán en los años siguientes al diagnóstico inicial".

Frente a esta enfermedad recurrente, los oncólogos andaluces destacan por su fuerte implicación en el desarrollo de nuevas terapias dirigidas a cada célula tumoral. Entre las novedades más recientes en este campo destaca el ensayo clínico internacional Natalee, con unos resultados en Fase III prometedores: "muestran una reducción significativa de este riesgo de recurrencia al combinar dos terapias: Ribociclib ( inhibidor de ciclinas, replicación del ciclo celular) que actúa inhibiendo el ciclo celular, es decir la activación o control de la proliferación celular", explica la doctora Casas, al expone este ejemplo: es como si los semáforos en un momento determinado dejaran de funcionar y no se encendieran las luces rojas para detener el tráfico.

Andalucía destaca como la comunidad autónoma con mayor participación en el estudio Natalee.

Otra gran innovación frente al cáncer de mama, que ya se encuentra a disposición de las enfermas en los hospitales, es Phesgo. Se trata de la combinación de dos anticuerpos monoclonales para uno de los tipos de tumor de mama más agresivos (HER 2 positivo) precoz y metastásico.

"Phesgo beneficia a las enfermas en su calidad de vida porque combina en una sola inyección subcutánea dos tratamientos que hasta ahora se administraban por vía intravenosa y que requería al menos de dos horas, cada 21 días, en el hospital. El siguiente ensayo clínico de Phesgo se centra en la administración domiciliaria", explica Pedro Sánchez Rovira, oncólogo en el Hospital de Jaén.

Otra innovación frente al cáncer se localiza en el equipo de Oncología Médica que dirige el doctor Javier Salvador Bofill en el Hospital Virgen del Rocío, que ha patentado junto al grupo de investigación Molecular y Traslacional (IBIS), un método para predecir la eficacia de terapias en un subtipo de cáncer de mama. El nuevo biomarcador permitirá a los oncólogos seleccionar mejor entre las opciones para cada tumor, de modo que se evitarán tratamientos tóxicos en aquellos casos que no responden.

La mejor opción

La mejor opción para las afectadas por el cáncer de mama es recibir tratamientos efectivos y con menores efectos secundarios.

La doctora Ana Casas, oncóloga. La doctora Ana Casas, oncóloga.

La doctora Ana Casas, oncóloga. / R. D.

"El camino terapéutico al que se enfrenta un paciente con cáncer en el momento del diagnóstico es largo y lleno de toxicidades. No hay tratamiento que no tenga sus pros y sus contras. Por desgracia, hoy por hoy, el cáncer no desaparece: o se detiene, o mejora, con un único tratamiento", explica la doctora Ana Casas, al incidir en que “un objetivo prioritario para los oncólogos es evitar toxicidades gratuitas en pacientes que no se van a beneficiar del mismo y que, con mucha probabilidad, va a tener múltiples tratamientos de por vida”, explica la doctora Casas.

Una de cada ocho mujeres sufrirá un cáncer de mama a lo largo de su vida. Según cifras de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), este año 2023 se prevén 35.001 diagnósticos de cáncer de mama en España siendo el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, seguido por los tumores de colon y recto (16.364 casos).

Andalucía ha reclutado 190 mujeres en el estudio Natalee

Andalucía es, con 190 pacientes, la comunidad autónoma con mayor participación en Natalee, un estudio internacional sobre una terapia que reduce un 25% el riesgo relativo de recaída en el cáncer de mama localizado más frecuente.

Este ensayo en Fase III promovido por Novartis y coordinado en España por el Grupo Geicam de Investigación en cáncer de mama, han contado con nueve hospitales andaluces, entre los que destacan el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el centro español con más participación (52 pacientes) y el Hospital San Cecilio de Granada, tercer centro de España en reclutamiento (36 pacientes).

El doctor Manuel Ruiz Borrego, investigador principal de Natalee en el Hospital Virgen del Rocío. El doctor Manuel Ruiz Borrego, investigador principal de Natalee en el Hospital Virgen del Rocío.

El doctor Manuel Ruiz Borrego, investigador principal de Natalee en el Hospital Virgen del Rocío. / Juan Carlos Muñoz

El ensayo se centra en la combinación de ribociclib con terapia endocrina y sus resultados en Fase III son prometedores ya que reduce el riesgo de recaídas del cáncer de mama localizado más frecuente.

El doctor Manuel Ruiz Borrego, investigador principal de Natalee en el Virgen del Rocío y miembro de la junta directiva de Geicam, explica que "la mayoría de los casos de cáncer de mama son receptores hormonales positivo, que suele diagnosticar de manera temprana, pero un tercio recurren. Con Natalee el objetivo es bajar la posibilidad de recurrencia".

La doctora Isabel Blancas López-Barajas, investigadora principal de Natalee en San Cecilio, explica que "el ribociclib es un fármaco que inhibe a unas proteínas llamadas ciclinas que son importantes para que la célula tumoral pueda realizar el ciclo celular, el proceso que utiliza para poder multiplicarse. Este tratamiento en combinación con la terapia hormonal (que bloquea la vía de crecimiento en las células tumorales con expresión de receptores hormonales) dificulta que la célula tumoral finalmente pueda proliferar". Así se reducen recaídas en un grupo de pacientes.

Javier Salvador Bofill: "Podremos evitar tratamientos tóxicos”

El doctor Salvador Bofill con su equipo. El doctor Salvador Bofill con su equipo.

El doctor Salvador Bofill con su equipo. / R. D.

El equipo dirigido por el doctor Javier Salvador Bofill, jefe de servicio de Oncología Médica en el Hospital Virgen del Rocío ha patentado, junto al grupo de Investigación Molecular y Traslacional (IBIS), un método para predecir la eficacia de terapias frente al cáncer de mama.

–¿Por qué predecir?

–Nos planteamos este reto cuando en un subtipo de cáncer de mama, que suele responder muy bien a un tratamiento preoperatorio no apreciábamos diferencias histopatológicas ni moleculares entre los que respondían y los que no lo hacía. Nos centramos en buscar un biomarcador que nos pudiera predecir si el tratamiento iba a funcionar o no.

–¿Cómo han logrado este biomarcador?

–Hicimos una búsqueda en estos tumores, de genes que pudieran estar sobre-expresados o infra-expresados y que pudieran explicar mecanismos de respuesta. Encontramos en nuestra muestra de pacientes con cáncer de mama que aquellos tumores HER2 positivos y receptores hormonales negativos, y que sobre-expresan los genes UGT2B10, UGT2B15 y UGT2B17, no respondían a terapia.

–¿Qué significa esto?

–Esto podría permitir no administrar un tratamiento que no va a servir a la paciente, y propiciar otra alternativa terapéutica.

–¿Y lo han patentado?

–Ante estos hallazgos,

"Los hallazgos que fueron presentados en el prestigioso congreso de San Antonio en EEUU (Tejas)"

en diciembre pasado, hemos patentado estos tres genes para esta utilidad, y estamos ahora validando con otras muestras de pacientes similares del Hospital Reina Sofía de Córdoba, del Clínico de Málaga y nuevas muestras propias. Constituye la tesis que dirijo a una de nuestras oncólogas investigadoras, la doctora Ana Gil.

–¿Cuándo se beneficiarán las pacientes de este avance?

–Sin duda, si confirmamos estos datos en una muestra mayor, su utilidad sería inmediata para los pacientes ya que podremos saber de antemano que ese grupo, del 35%, que no conseguimos que el tumor desaparezca completamente, sería candidato a otra alternativa terapéutica y evitarle un tratamiento tóxico que sabemos que no le va a ser útil.

–¿Cuál es el tratamiento estándar actual?

–El tratamiento estándar actual es una combinación de dos fármacos que bloquean la vía de proliferación HER2 más otro fármaco que es un quimioterápico del grupo de los taxanos.

Phesgo: la inyección única para mejorar la calidad de vida

El Ministerio de Sanidad ha dado luz verde, a principios de este mes de junio, a la financiación de Phesgo, una combinación de dos tratamientos (Perjeta, pertuzumab, y Herceptin, trastuzumab) a dosis fija con hialuronidasa, administrada mediante inyección subcutánea para el tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo precoz y metastásico, explica Roche, firma que ha impulsado esta innovación.

El cáncer de mama HER2 positivo es una forma particularmente agresiva de la enfermedad que afecta aproximadamente al 20% de las pacientes con cáncer de mama. Hasta ahora este tratamiento se administraba por vía intravenosa y requería unas dos horas cada 21 días, frente a los minutos de Phesgo, por vía subcutánea.

Con una simple inyección las mujeres se están ahorrando dos horas de administración intravenosa de dos fármacos que se puede ahora administrar con una inyección, y que solo requiere permanecer unos 30 minutos en el centro sanitario.

La vía subcutánea es la preferida por los pacientes y los profesionales sanitarios, que reduce los costes sanitarios. En el desarrollo de Phesgo han participado nueve hospitales andaluces: Virgen del Rocío, Reina Sofía, San Pedro de Alcántara, Virgen de la Victoria, Complejo Hospitalario de Jaén, San Cecilio, Regional de Málaga, Virgen de las Nieves y Juan Ramón Jiménez.

El doctor Pedro Sánchez Rovira, oncólogo en el Complejo Hospitalario de Jaén, destaca que “este tratamiento combina dos anticuerpos dirigidos hacia células afectadas”.

El HER2 positivo es un tipo de cáncer de mama agresivo con pocas opciones terapéuticas hasta hace unos años. La nueva innovación de Phesgo es un paso más.

Así funciona Phesgo

La doctora Isabel Blancas López-Barajas. La doctora  Isabel Blancas López-Barajas.

La doctora Isabel Blancas López-Barajas. / R. D.

La doctora Isabel Blancas López-Barajas explica que "los anticuerpos se unen de forma específica (como si fuera una llave con su cerradura) a receptores (del factor de crecimiento epidérmico humano HER2) por lo que fundamentalmente su efecto va a producirse en las células tumorales que presenten alta cantidad de receptor HER2 en su superficie y no a las células no cancerosas.

Cuando se estimula el receptor HER2 se produce una señal que le dice a la célula tumoral que se multiplique,  al unirse  estos anticuerpos a los receptores y bloquearlos la señal de proliferación de la célula no se produce, al no multiplicarse, finalmente la célula tumoral muere. Además estos anticuerpos al unirse a los receptores provocan una estimulación del sistema inmune del paciente para luchar contra el tumor".

La doctora Blancas recuerda que "es importante que las mujeres y hombres consulten al médico de familia ante cualquier bulto o  cambio en la piel de la mama o en el pezón y que se realicen las mamografías de los programas de cribado porque esto puede representar una diferencia muy importante respecto el pronostico y significar la curación de la enfermedad". Además la experta oncóloga quiere mostrar su "agradecimiento a todos los pacientes porque nos enseñan a ser más humanos, nos muestran lo que realmente importa en la vida y son la motivación para investigar e intentar ofrecer siempre el mejor tratamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios