Salud

La asociación Defensor del Paciente denuncia el deterioro de la sanidad andaluza en el Parlamento

  • La comparecencia, promovida por el PP, deriva en un tenso enfrentamiento entre los grupos

  • El PSOE acusa a su presidenta de "criminalizar" medicina y defender los intereses económicos de su asociación

Marina Álvarez, consejera de Salud. Marina Álvarez, consejera de Salud.

Marina Álvarez, consejera de Salud. / E. P.

Comentarios 1

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha denunciado hoy el deterioro de la sanidad pública andaluza, que cree es la peor de España, en una tensa comparecencia parlamentaria en la que el PSOE la ha acusado de "criminalizar" la medicina y de defender los intereses económicos de su asociación.

Flores ha informado en el Parlamento andaluz de las principales demandas de los pacientes que recibe su asociación en Andalucía, en una comparecencia promovida por el PP, apoyada por todos los grupos de la oposición y a la que se han opuesto los diputados socialistas.

Ha mantenido tensos enfrentamientos con la portavoz socialista, Olga Manzano, quien la ha acusado de "animar a la violencia contra los profesionales y a denunciarlos de manera indiscriminada" y con la también diputada socialista Ángeles Férriz, a quien ha recriminado por sus gestos con los dedos índice y pulgar, en alusión a los intereses económicos de la asociación del Defensor del Paciente.

"No permito que se dude de la honestidad de nuestra asociación, que se creó porque mi hijo murió por una negligencia médica y no por intereses económicos", le ha espetado Flores a las diputadas socialistas.

"Andalucía, en su sanidad, está ahora mismo en una situación desastrosa", ha enfatizado Flores. En su opinión, es junto a Canarias y Galicia, la "peor" comunidad autónoma en materia de salud "y en la que más se ha agravado la situación" tras los recientes recortes lo que, ha destacado, "debería de avergonzar" al Gobierno andaluz.

Flores ha denunciado con especial crudeza las listas de espera que, ha enfatizado, "causan muertes" lo que supone "un ilícito penal", en contra de la opinión de los fiscales.

Respecto a las urgencias, ha opinado que su deterioro supone "una burla para los ciudadanos y para el propio profesional, que se ve desamparado por las administraciones", a las que ha responsabilizado de las agresiones que sufre el personal sanitario por estas deficiencias.

Entre las denuncias recibidas por El Defensor del Paciente en Andalucía, Flores ha destacado las tres muertes por bacterias hospitalarias registradas en Granada y que ha achacado a que "no se cumplen los protocolos de asepsia"

Estrategia de desprestigio

La portavoz socialista Olga Manzano ha criticado la comparecencia parlamentaria de Flores, pedida por el PP "de manera nada inocente" dentro de una estrategia "de desprestigio" del Gobierno andaluz y ha acusado al Defensor del Paciente de "criminalizar el ejercicio de la medicina en su vertiente institucional y profesional" y de "generar desconfianza en los servicios públicos".

"Usted ha intervenido como una diputada mas del Partido Popular y anima a la violencia contra los profesionales y a denunciarlos de manera indiscriminada", ha apostillado la portavoz socialista.

Catalina García, del PP, ha recordado el deterioro sufrido por la sanidad pública andaluza tras el recorte de 7.000 profesionales en los últimos años y ha denunciado que es la comunidad autónoma "que menos invierte por habitante" en sanidad.

Juan Antonio Gil, de Podemos, ha valorado que el Parlamento se abra a los representantes sociales, como la Defensora del Paciente, entidad que ha considerado debería de ser de carácter público, pero ha criticado que Flores defienda una recentralización de las competencias sanitarias o que califique a la sanidad andaluza como una de las peores de España.

La diputada de Ciudadanos María Isabel Albás ha opinado que las listas de espera y la falta de profesionales son un problema acumulado desde hace años por la "irresponsabilidad" y ha opinado que la intervención de Flores hay que tomarla "como una crítica constructiva para la mejora" y que "hay que escuchar la verdad, aunque duela".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios