El curso del Covid

Los colegios tendrán hasta cuatro días para comenzar el curso

  • La mesa sectorial acaba sin acuerdo sobre el aumento de profesores de refuerzo

  • Educación propone tres modelos de enseñanza flexible en los institutos

Imagen de archivo de los niños volviendo al colegio tras las vacaciones de verano. Imagen de archivo de los niños volviendo al colegio tras las vacaciones de verano.

Imagen de archivo de los niños volviendo al colegio tras las vacaciones de verano. / D. S.

Los colegios públicos de Andalucía tendrán hasta cuatro días para iniciar el curso. Se trata de una de las medidas contempladas en la última circular enviada a los centros por parte de la Consejería de Educación para el arranque de las clases. Este documento ha sido motivo de debate en la mesa sectorial que ha concluido sin acuerdo -entre el departamento que dirige Javier Imbroda y los sindicatos- sobre el incremento de docentes de refuerzo que permitan reducir el número de alumnos por aula. 

El punto tercero de la circular recoge esta posibilidad. En dicho apartado se menciona que con el fin de "favorecer la adaptación del alumnado al desarrollo de hábitos de prevención y promoción de la salud dirigidos a crear entornos seguros, los centros docentes podrán flexibilizar el horario lectivo en el inicio del curso 2020/21, con una duración máxima de cuatro días lectivos". Eso sí, a partir de la quinta jornada el alumnado asistirá en su horario habitual. 

De este modo, los colegios tendrán desde el jueves 10 y hasta el martes 15 de septiembre (incluido) para llevar a cabo este arranque escolar de forma escalonada y distribuirla por cursos o por grupos de convivencia. Las aulas burbuja son obligatorias hasta el primer curso de Primaria, mientras que en el resto de etapas resultan recomendables. 

Para ello, en la circular se propone que los colegios agrupen asignaturas en ámbitos de conocimiento en función de la habilitación de los docentes, esto es, si un maestro de matemáticas puede enseñar también otra asignatura para la que esté acreditado. Con esta fórmula se intenta reducir al mínimo el número de profesionales que atiende a los alumnos en un grupo burbuja.

Numerosas asociaciones de padres de alumnos (AMPA) habían expresado la necesidad de que el arranque de las clases se hiciera de forma escalonada y durante varios días. Primero para evitar aglomeraciones y segundo para que los niños se acostumbren a las medidas de seguridad y la nueva organización para hacer frente al Covid.

Modelos flexibles en los institutos

Otro aspecto importante de la circular atañe al modelo educativo de los institutos. En la última conferencia sectorial se abogó por dar flexibilidad a los centros de enseñanzas medias, de ahí que ahora se ofrezcan tres opciones a partir del segundo ciclo de la ESO.

La primera de ellas consiste en que parte de los alumnos de un aula acudan de manera presencial y la otra lo haga de forma telemática, al mismo tiempo que los otros. En caso de que quienes opten por la formación on line sean menores de edad, tendrán que tener el permiso de las familias. Eso sí, la modalidad telemática no podrá ser permanente para los estudiantes de tercero y cuarto de Secundaria. 

La otra fórmula consiste en combinar las sesiones lectivas presenciales (a la que asistirán todos los alumnos de una clase de manera obligatoria) con otras de docencia telemática. En tercero de la ESO dos tercios del horario lectivo se impartirán en el instituto y en cuarto, la mitad. 

El tercer modelo es el rotatorio, el más similar al que se desea implantar en las universidades. Se basa en la fórmula anterior, pero combinando las clases presenciales y telemáticas por grupos, que irán alternándose en dicha asistencia

La elección de estos modelos queda dentro de la autonomía pedagógica de los centros educativos. Los sindicatos de enseñanza exigieron en la última mesa sectorial de ayer más participación y "concreción" de la Consejería de Educación a la hora de implantar una u otra opción y que no quedara al arbitrio de los claustros, que deberán aprobarlo (previo informe del consejo escolar) y comunicarlo a la delegación territorial respectiva. 

Sin acuerdo sobre el incremento de las plantillas

El encuentro entre la Administración y los representantes de los trabajadores acabó sin acuerdo sobre el incremento de la plantilla de refuerzo docente frente al coronavirus. Los sindicatos volvieron a insistir en que los 6.300 profesionales suponen un aumento insuficiente para disminuir la ratio y garantizar la separación de seguridad si se compara con las cifras de otras comunidades autónomas, donde dicho aumento ha sido de hasta el 15%. La Junta, en su última oferta, se ha comprometido a intentar llegar a un acuerdo con la Consejería de Hacienda (en manos del PP, mientras que Educación recae en Cs) para que dicha cifra sea de 800

Imbroda ha destacado este viernes el esfuerzo que está realizando su departamento para llegar a los 7.000 profesores de refuerzo y advirtió que en la última Conferencia Sectorial entre el Gobierno y las comunidades autónomas no se habló de rebajar las ratios y sí de flexibilizar los modelos educativos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios