Bienal de Flamenco 2018

Mercedes Ruiz y Santiago Lara, enamorados de la 'Tauromagia'

  • La bailaora y el guitarrista estrenan esta noche en el Central el espectáculo en el que rinden un apasionado homenaje al genial disco de Manolo Sanlúcar, publicado hace exactamente 30 años

La bailaora y coreógrafa Mercedes Ruiz (Jerez, 1980), durante un ensayo general de 'Tauromagia'. La bailaora y coreógrafa Mercedes Ruiz (Jerez, 1980), durante un ensayo general de 'Tauromagia'.

La bailaora y coreógrafa Mercedes Ruiz (Jerez, 1980), durante un ensayo general de 'Tauromagia'.

"La de Tauromagia es una música perfecta. Creo que es la mejor obra de guitarra flamenca que se ha hecho". Lo dice Santiago Lara, uno de los más brillantes guitarristas de la nueva generación, que hoy (23:00) rendirá tributo a la genial composición de Manolo Sanlúcar interpretándola íntegramente en el Teatro Central, en un espectáculo protagonizado también por la coreografía y el baile de Mercedes Ruiz.

"Yo la había escuchado mil veces, pero después de estudiarla a fondo durante meses creo que es una de las composiciones más difíciles de tocar y yo quería retarme como intérprete, además de volverla a poner en un escenario –sin tocarle ni una sola nota– porque creo que en el panorama actual no se le está haciendo mucha justicia a Manolo [Sanlúcar] ni a su monumental obra, y nosotros, los artistas, pero también las instituciones y los programadores, no debemos olvidar las fuentes de las que hemos bebido", añade el guitarrista, que acompañó al maestro de Sanlúcar de Barrameda durante cuatro años como segunda guitarra.

El jerezano, que actuará en solitario el próximo sábado en el Espacio Turina, está en un momento de plena madurez. Compositor desde los 17 años y con varios discos en su haber, entre ellos uno dedicado a la música de Pat Metheny, su preocupación ahora es que la obra de Sanlúcar, que les ha abierto las puertas de su casa desde el comienzo y al que se espera esta noche para el estreno, suene tan perfecta como en el disco que revolucionó el toque flamenco hace exactamente 30 años.

"En el panorama actual no se le está haciendo mucha justicia a Manolo Sanlúcar ni a su monumental obra”, afirma Santiago Lara

Además de acompañar al baile a grandes figuras de su momento, tan sólo cuatro años antes de Tauromagia, en 1984, Manolo Sanlúcar compuso la música de Medea, una pieza destinada a convertirse en un hito en la historia de la danza flamenca.

Ahora, en el siglo XXI, la jerezana Mercedes Ruiz, una de las bailaoras más completas de la actualidad, ha asumido el difícil reto de coreografia, uno por uno, los nueve temas que componen el disco interpretándolos ella misma junto a la bailarina de danza española Ana Agraz y a un cuerpo de baile compuesto por Beatriz Santiago, Aurora Caraballo y Vanesa Reyes.

No es la primera vez que los toros y el baile se unen. Los de La Cuenca –a la que José Luis Ortiz Nuevo llama La Valiente–, El Estampío, La Argentina, Canales o Antonio Gades son sólo algunos ejemplos. Pero en esta ocasión no se trata sólo de una pura imitación formal de las suertes del toreo sino, como dice Ruiz, "de llevar al cuerpo todas las emociones, los sentimientos que Manolo quiere expresar en cada tema y que se refieren tanto al toro como al torero".

"Para mí es también una música perfecta y flamenquísima, y he tratado de no reducir su complejidad, por ejemplo dividiendo los papeles. Ana y yo somos toro y toreros en distintos momentos, porque cada tema es diferente. Bailamos danza española y flamenca, utilizamos las castañuelas y todos los recursos a nuestro alcance para dar un sentido unitario a la obra. No hay nada gratuito ni dejado al azar. Todo va entrelazado, desde la Nacencia del toro hasta un poema final con el que el propio compositor (en off) cierra el espectáculo", explica la bailaora que en 2015 coreografió una pieza para el Ballet Nacional de España y se encuentra en un espléndido momento profesional.

"He intentado trasladar a los cuerpos las emociones que expresa Sanlúcar en su música", explica Mercedes Ruiz

La relación entre toro y flamenco no es baladí. Ambos giran en torno al conflicto esencial del hombre (y del toro) que es el de haber nacido para la muerte. La eterna oposición entre Eros y Tánatos. Algo que ha querido resaltar Francisco López, responsable de la dramaturgia y la dirección de escena de este espectáculo y de los últimos creados por la compañía de Mercedes Ruiz, amén de amigo desde hace años del guitarrista de Sanlúcar.

"Con este espectáculo –afirma Francisco López– se cumplen dos objetivos. En primer lugar, rendir un homenaje a una catedral del flamenco como es Tauromagia en su trigésimo aniversario, y a Manuel Muñoz Alcón [Manolo Sanlúcar] en su 75 cumpleaños. Por otro lado, y puesto que su música no es descriptiva, se trataba de intentar expresar la compleja dualidad que existe en su música, que aquí es la del toreo: el conflicto entre la luz y la sombra, entre el éxito y el fracaso, entre la vida y la muerte...".

López ha cuidado también la coherencia, con el mimo que acostumbra, en el necesario alargamiento de la obra para la escena, ya que el disco original dura poco más de 40 minutos. Para ello se ha valido de la voz de un cantaor tan sensible como David Lagos, que pone voz en las transiciones a varios poemas de Miguel Hernández, uno de los poetas preferidos de Manolo Sanlúcar.

La guitarra de Santiago Lara (intérprete y director musical de la obra) estará acompañada en escena por Paco León como segunda guitarra, José Amosa en los teclados y Perico Navarro y Rafa Fontaiña en las percusiones.

Tras un preestreno que tuvo lugar el pasado mes de abril en Francia, en el Teatro de Ville Cousset (uno de sus coproductores), el del Teatrp Central será el estreno oficial de esta emblemática obra maestra del flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios