Nuevas aperturas de bares

Ganache Creme abre en El Porvenir su tercera pastelería

  • La abacería Boccati di Cardinali aumenta su oferta gastronómica y se traslada a las inmediaciones del Palacio de Congresos

Una de las tiendas de Ganache Creme Una de las tiendas de Ganache Creme

Una de las tiendas de Ganache Creme / Cedida por el establecimiento

El imperio gastronómico del empresario sevillano Fernando Fernández se expande. Su línea de pastelerías y obradores de repostería Ganache Creme abría nueva tienda el 1 de noviembre en la zona del Porvenir, concretamente en el número 10 de la calle Presidente Cárdenas. El nuevo local oferta la misma pastelería artesanal que los otros establecimientos del grupo, así como chocolates y bombones. Además cuenta con un pequeño taller-obrador donde montar tartas y hornear pan y hojaldres. A la par de ser un punto de venta directa al público, el nuevo Ganache Creme servirá como soporte de repostería al próximo Aderezo Tapas, establecimiento también propiedad de Fernández y ubicado en un local contiguo de Presidente Cárdenas, que prevé abrir sus puertas la próxima semana. Según explican desde Ganache Creme, «la pastelería se encargará de los productos dulces y salados que acompañarán a los desayunos de Aderezo, de los pasteles que ofrecerán junto a sus cócteles y de los postres caseros». Aquí más info sobre Ganache Creme.

Boccati di Cardinale

Su apertura en 2015 supuso una bocanada de aire fresco para el sector hostelero de Sevilla Este. Bocatti di Cardinale se presentaba como una taberna con toques de abacería, con una cocina minúscula pero cargada de productos gourmet y platos preparados de alta calidad que hasta entonces no era habitual encontrar en establecimientos de la ciudad. La fórmula empleada por su propietario, Eduardo de Castro, ha funcionado hasta el punto de que el 3 de noviembre abandonaba su antiguo emplazamiento en el Mercado de Abastos de esta zona de Sevilla para estrenar nuevo local de 130 metros en las inmediaciones del Palacio de Congresos (Fibes). «Necesitábamos este cambio. El otro lugar siempre estaba lleno y se nos quedaba pequeño. Por eso hemos emprendido esta aventura», explica Eduardo, ilusionado. La principal novedad del nuevo local: la presencia de una cocina abierta de amplias dimensiones que les permitirá aumentar su oferta con flamenquines al estilo cordobés o empanadas de marisco. Además, el establecimiento mantendrá sus grandes clásicos como la tortilla de patatas de Sanlúcar con salsa al whisky, croquetas de ingredientes varios, pasta fresca rellena de gorgonzola y nueces, la torta con paté de piquillo y ventresca de atún o la sartén de patatas fritas con huevo, tomate frito y gulas.

Más información sobre bares de la provincia de Sevilla, aquí.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios