Día Mundial del Pan

El pan de toda la vida está de moda

  • El pan ha sido siempre el sustento del ser humano

Existen multitud de variedades de panes. Existen multitud de variedades de panes.

Existen multitud de variedades de panes.

El pan es un alimento básico que forma parte de la dieta tradicional desde hace miles de años. La clave de que sea o no un pan de calidad está en su fermentación, que requiere de varias horas. Porque como suele decirse, lo bueno se hace despacio.

"Los panaderos han utilizado la masa natural de fermentación lenta desde la época de los antiguos egipcios, aunque la implantación de la panadería industrial hizo que la mayoría de los hornos artesanos fuesen desapareciendo", explica Rosario Gómez, naturópata y profesora de la Escuela Profesional de Naturopatía.

"El pan prefabricado o industrial tiene muchos aditivos y azúcares y conservantes y llevan muchas levaduras químicas", indica, "pero como ahora nos cuidamos más y tenemos más información estamos presenciando la vuelta al pan de toda la vida, a lo natural". De ahí que cada vez son más las tiendas y hornos de pan artesanal que abren en la provincia.

Las harinas naturales integrales cuentan con proteínas, grasas, fibra y minerales, aportan versatilidad a la dieta, sabor, y mayor valor nutricional. Por ello, según esta experta, "el mejor pan que podemos comer es el pan integral porque necesitamos las harinas de los cereales completas, con su germen y su cáscara", explica. "Sin embargo, la gente no está todavía acostumbrada al pan integral, que es mucho más sano, tiene gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales. El pan blanco tiene fibra y, aunque esté bien horneado con masa madre, le han quitado su germen y tiene calorías vacías".

Hoy en día hay ya una gran variedad de pan que podemos comprar o bien hacer nosotros en casa. "Lo mejor es tener una panificadora en casa para hacer nuestro propio pan", comenta Rosario. Pero si los vamos a comprar, los panes más recomendables y ricos son el pan de centeno y de trigo integral (por ejemplo, con nueces y semillas), el pan de espelta "que es uno de los más digestivos", el pan de kamut, el pan de maíz, el pan multicereales, el de trigo sarraceno, el de quinoa o el pan de pita. "A la hora de fabricar nuestro propio pan la imaginación no tiene límites, porque podemos hacerlo como queramos: dulces, salados, con o sin especias, pan sin gluten, etc".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios