SALUD Sevilla dobla en seis meses el número de pacientes que esperan más de un año para ser operados

Navidad

¿Cuándo y cómo debemos congelar el marisco para Nochebuena y Navidad?

¿Cuándo y cómo debemos congelar el marisco para Nochebuena y Navidad?

¿Cuándo y cómo debemos congelar el marisco para Nochebuena y Navidad?

Con la llegada de las fiestas navideñas, surge la preocupación de planificar las cenas de Nochebuena y Navidad. Ante la inflación actual y el aumento en los precios de los alimentos, muchos optan por comprar y congelar mariscos con anticipación para asegurarse de tener productos de calidad a precios más accesibles.

¿Cuál es el momento ideal para comprar?

Los expertos en mariscos sugieren que el momento óptimo para las compras es aproximadamente a partir del 20 de noviembre . Esta anticipación permite acceder a precios hasta un 20% más bajos. Es crucial comprar mariscos de alta calidad y frescura en lugares de confianza.

Selección del marisco

Al seleccionar mariscos para Navidad, es importante recordar que no todos pueden ser congelados . Entre los mariscos preferidos en España, se encuentran las gambas, langostinos, bogavante, percebes y almejas, pero especies como la nécora, navaja gorda, navaja gallega, almeja limón, almeja fina y percebe no son adecuadas para congelar.

¿Cómo congelarlo correctamente?

Crustáceos

  • Los crustáceos deben congelarse cocidos . Por ejemplo, los centollos deben comprarse vivos y congelarse con las patas hacia arriba para conservar su caldo.

Gambas, langostinos y cigalas

  • Pueden congelarse tanto cocidos como crudos, pero se recomienda cocinar las cigarras antes de congelar para evitar el cambio de color en la cabeza durante la descongelación.

Almejas y berberechos

  • Estos bivalvos deben congelarse vivos, asegurándose de que no haya ejemplares muertos, que podrían causar problemas de salud.

Tiempos de conservación

  • La duración de la congelación varía según el tipo de marisco. Los bivalvos como almejas y berberechos tienen un periodo de conservación de 2 a 3 meses , mientras que los cefalópodos como pulpos y calamares pueden durar hasta 6 meses . Los crustáceos como gambas y langostinos tienen un límite de 3 meses , y otros como el bogavante y la langosta pueden conservarse hasta 12 meses.

Recomendaciones finales

  • El marisco fresco debe lavarse con agua potable antes de congelarlo. Se recomienda usar bolsas de congelación bien cerradas y almacenarlas en el primer cajón del congelador. Es esencial anotar la fecha de congelación y seguir las instrucciones específicas para la congelación de mariscos cocidos, como sumergirlos en agua con hielo después de cocinar para preservar su textura y sabor.

Planificar y seguir estas recomendaciones no solo garantiza un ahorro económico , sino también la calidad y seguridad de los mariscos en las celebraciones navideñas. Con un poco de preparación, puedes disfrutar de deliciosos platos de marisco, manteniendo sus cualidades nutritivas y organolépticas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios