Consumo

¿Por qué no es buena idea poner pegatinas en los electrodomésticos?

Papeles, notas y dibujos colocados en la puerta del frigorífico

Papeles, notas y dibujos colocados en la puerta del frigorífico

Bien sea por gusto o por necesidad, existen algunos electrodomésticos de la casa a los que muchos consumidores han puesto de moda decorar como si de un árbol de Navidad se tratara. Más allá de las típicas pegatinas o adhesivos que aclaran el período de garantía del aparato, las puertas de frigoríficos, microondas, lavadoras o lavavajillas coleccionan pines de viajes en familia que se han realizado, post-it con listas de la compra, dibujos escolares, calendarios señalados con las fechas de los santos de todos los contactos de WhatsApp...y en ocasiones devolver el mobiliario a su estado original termina costando más de lo previsto.

¿Por qué no es buena idea poner pegatinas en los electrodomésticos? No, no hablamos de la extendida hipótesis de que los imanes de la nevera afectan a los alimentos, pero sí de lo engorroso y difícil que resulta conseguir desprender los efectos de la pegatina sobre el electrodoméstico. Porque podrás retirar algunos restos sin problema, pero retirarlas sin dejar huella no es tan sencillo como parece. Aquí te explicamos cómo eliminar pegatinas de los electrodomésticos.

Retirar las pegatinas del frigorífico sin dejar huella no es tan sencillo como parece

Porque, como puede imaginarse, retirar ese tipo de elementos decorativos del electrodoméstico no resultará igual de sencillo si lleva colocado una semana que seis años y también influirá el material sobre el que estuviera pegado. Cada superficie es diferente y se limpia de manera distinta.

Cuatro formas de terminar con las pegatinas

Lo primero a lo que suele recurrir el usuario es a ablandar la pegatina con agua templada y algo de jabón, pero este truco en ocasiones no es suficiente. Hace falta recurrir entonces al típico secador de pelo, con el que iremos dotando de calor las esquinas de la pegatina para conseguir que poco a poco se vaya despegando sin dañar la superficie del electrodoméstico. 

En el caso de que el electrodoméstico sea de acero inoxidable lo que se recomienda es aplicar aceite en un paño de microfibra y frotar. 

El truco de ablandar la pegatina con agua y jabón en ocasiones no es suficiente para conseguir el objetivo

Y, por último, si lo que tenemos entre manos es un electrodoméstico con el frontal de plástico, la solución para quitar las molestas pegatinas pasa por el vinagre blanco. ¿De qué forma? Mezclando dos partes de agua caliente, una de vinagre y un chorrito de jabón líquido, aplicando el producto resultante y dándole con la esponja y frotamos con una rasqueta para eliminar todos los restos. Y si vemos que aún queda algo que se resiste, se puede recurrir a la mezcla de agua y bicarbonato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios