Infraestructuras El puente de la SE-40 se podrá cruzar a pie o en bici como el Golden Gate

Consumo

Guía para ahorrar en gasolina de manera sencilla

Ten esto en cuenta al utilizar tu automóvil

Ten esto en cuenta al utilizar tu automóvil / CHUTTERSNAP

Aunque el Gobierno haya implantado por decreto un descuento para el combustible de 20 céntimos por litro y algunas compañías han desarrollado promociones que aumentan más aún esta cifra, el precio de la gasolina sigue siendo muy superior al de otros años. Por ello, repostar sigue provocando desequilibrios en el presupuesto de muchos hogares tanto en España como en varios países más.

Así pues, no vale con tener en cuenta los precios medios de cada combustible y estudiar qué cadena de estaciones de repostaje puede proporcionarnos las mejores promociones para aumentar el ahorro. Si recuerdas estos gestos cada vez que utilices tu automóvil, podrás multiplicar tu ahorro en combustible y mantener tu coche en mejor estado para aumentar su vida útil.

Los trucos para reducir el consumo de carburante de tu coche

  • No pisar el acelerador cuando se arranca: al iniciar la marcha de nuestro vehículo, la manera en la que la iniciemos es determinante para nuestro consumo. En el caso de los motores diésel, la marcha debe iniciarse unos segundos después de arrancar el motor. En cuanto a la gasolina, debe hacerse inmediatamente después de arrancar.
  • Vigilar el equipaje que se lleva: también es importante calcular bien el peso que vamos a llevar, ya que cuanto más reducido sea este, menor será nuestro consumo de combustible. A su vez, se desaconseja utilizar bacas portaequipajes, que pueden llegar a aumentar nuestro consumo de combustible en un 35%.
  • Tratar de mantener las ventanillas subidas: las ventanillas bajadas aumentan el consumo de combustible. Es por ello que en altas temperaturas es más recomendable utilizar el aire acondicionado y cerrar las ventanillas. Sin embargo, la temperatura que se recomienda en caso de encenderlo es entre 21 y 22ºC.
  • Elegir un vehículo con menor índice de consumo de combustible para su uso.
  • Mantener una velocidad constante en cada trayecto: al no cambiar demasiadas veces la velocidad a la que conducimos, reducimos el impacto de la conducción sobre nuestro motor y conseguimos que este utilice de manera más eficiente el depósito de combustible.
  • Utilizar el freno motor: esto consiste en detener nuestro vehículo sin necesidad de utilizar el sistema de frenos, con lo que ahorramos combustible y podemos prolongar la vida útil del mismo. Sin embargo, el freno motor debe utilizarse adecuadamente para no dañar el embrague.
  • Vigilar la presión de los neumáticos: si comprobamos asiduamente la presión de nuestros neumáticos y la mantenemos en cotas adecuadas, conseguiremos que nuestro coche funcione de manera más eficiente y ahorraremos en combustible.
  • Planificar rutas: en cada viaje que hagamos en coche, es importante planificar propiamente la ruta que seguiremos antes de arrancar, de manera que nos garanticemos seguir caminos que no den rodeos innecesarios y nos lleven en el menor tiempo posible a nuestro destino, y por tanto desemboquen en el mínimo gasto posible de combustible. 
  • Conducir de manera suave y cuidadosa: los acelerones y frenazos bruscos, además de afectar negativamente el estado de nuestro vehículo y hacer de nuestra conducción una acción potencialmente más peligrosa, suponen un gasto de combustible mayor, a evitar en etapas como esta en la que los precios aumentan constantemente.
  • Apagar el motor en paradas prolongadas: cada vez que, dentro de nuestra sesión de conducción, tengamos que efectuar una parada que vaya a tomarnos un tiempo considerable, es óptimo apagar el motor de nuestro vehículo para economizar nuestro consumo y utilizar de manera eficiente el combustible.

Teniendo en cuenta esta serie de acciones determinantes para vigilar nuestro consumo de combustible, aún quedan varias posibilidades que contribuyen no sólo a nuestro ahorro, sino al cuidado del medio ambiente y a la reducción de nuestro impacto sobre él. La más conocida es utilizar el transporte público siempre que sea posible, pero también conviene compartir coche con la mayor cantidad de personas posible (cuantos más haya en el coche, más coches no están circulando y por tanto menos combustible se está utilizando) y recurrir a plataformas como BlaBlaCar para viajes largos, reduciendo nuestro consumo y el tráfico de vehículos circulando por carretera.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios