CONCIERTO Cortes de tráfico y desvíos en Sevilla por el concierto de AC/DC

Consumo

Si tienes un diésel, puedes optar a esta otra rebaja al repostar

Ahorro extra para los conductores de vehículos diésel

Ahorro extra para los conductores de vehículos diésel / Jennifer Latuperisa-Andresen

En el contexto actual de crisis de combustibles a causa de factores varios como el conflicto entre Ucrania y Rusia ha dejado a la población mundial extremadamente preocupada, ya que urge cada vez más encontrar la manera de ahorrar cada vez que se reposta, de manera que el uso del vehículo de motor en cuestión no se salga de presupuesto.

Por ello, el Gobierno anunció el pasado 1 de abril un Real Decreto de ayudas y rebajas que afecta a todos los carburantes con el fin de paliar, al menos en lo posible, el aumento reciente de precios en los mismos. De serie, se bonifica con 20 céntimos por litro en cada repostaje, tanto para gasolina como para diésel, GNC o cualquier otra variedad de combustible.

Para aquellos usuarios cuyo vehículo funciona con diésel, además, existe la posibilidad de optar a una bonificación extra, siempre y cuando el vehículo disponga de AdBlue.

¿Qué es el AdBlue?

El AdBlue, tecnología existente desde 2014, consiste en un aditivo en los vehículos diésel que ayuda a compensar las emisiones de óxido de nitrógeno producidas por este carburante. Así pues, un vehículo con AdBlue, además de presentar emisiones inferiores de CO2 a las de un vehículo que utilice otro carburante, también consigue compensar el efecto pernicioso adicional del diésel: el mencionado óxido de nitrógeno.

¿Dónde se encuentra el AdBlue?

Para rellenar el depósito de este compuesto, sólo se debe abrir la tapa del depósito de combustible. Ahí, junto a la boca de llenado por la que se reposta el diésel, se encuentra una boca de llenado de tamaño más reducido, y generalmente con un tapón de color azul, por la que se introduce este compuesto que disminuye las emisiones de algunos vehículos diésel.

¿Qué cambios se han producido en su precio?

Inicialmente este aditivo costaba 40 céntimos por litro, pero la subida reciente de precios del combustible ha afectado, naturalmente, a este tipo de aditivos, fijándolo en 60 céntimos por litro. Sin embargo, en el Real Decreto firmado el 1 de abril de este mismo año se ha incluido una bonificación de 20 céntimos en la factura del repostaje de AdBlue, un factor positivo para los conductores españoles cuyos vehículos cumplan estas condiciones, que también podrán ahorrar al rellenar este aditivo además del ahorro en carburante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios