Deportes

Blakney, a un paso

  • El base con visado búlgaro adelanta al resto de opciones para reforzar el equipo de Aíto, con quien ya coincidió en el Unicaja.

La mesurada alegría que provocó el segundo triunfo en la Liga Endesa -los dos únicos triunfos frente a rivales de primer orden esta campaña: Gran Canaria y Bilbao Básket- dio paso a una semana muy relevante para los intereses del Cajasol. De primeras, hoy viaja a Belgrado, vía Zúrich partiendo desde Málaga, para apurar sus opciones clasificatorias en la Eurocup; luego vendrá un domingo con mucho en juego, pues a San Pablo llega el Lagun Aro, precisamente el equipo que le cedió su puesto en Europa y que está atravesando un calvario liguero similar al de los sevillanos en este primer tercio. Mientras tanto, el club busca... 

Peina el mercado en pos de un base que refuerce la plantilla de Aíto, necesitada claramente de una incorporación en esta posición por más que Satoransky se esté destapando como el líder anotador claro del equipo, como demostró en Miribilla el pasado domingo con ese crucial dos más uno a falta de sólo seis segundos para el final. 

Ya habían aparecido estos días varios nombres -Roderick Blakney, Milt Palacio, Taylor Rochestie...- y seguramente sea el primero quien recale en San Pablo para jugar a las órdenes de Aíto hasta finales de la presente campaña. Están muy avanzadas las negociaciones, a falta de un par de detalles y a la espera de que el agente del jugador envíe el contrato firmado. Blakney, veterano con 36 años, pasaporte búlgaro y una amplia trayectoria en Europa, conoce a Aíto después de su experiencia en Málaga en la última campaña del madrileño en el Unicaja, cuando el base llegó al Carpena por dos meses y terminó quedándose toda la temporada, aunque con el técnico únicamente coincidiera en una decena de partidos en la ACB al ser destituido a comienzos de 2011. 

Junto al Cajasol hay varios equipos peleando para hacerse con los servicios de Blakney, entre ellos el Cantú, que se juega esta semana su permanencia en la Euroliga, para lo que está obligado a ganar al Fenerbahçe en Turquía. Los sevillanos están muy cerca de convencerlo para que dé descanso en los partidos a Satoransky, "extenuado", como dijo Aíto tras el partido en Bilbao, al tener que jugar casi todos los partidos enteros. 

La capacidad de liderazgo, la veteranía y su condición nada conflictiva son algunos de los valores que han ayudado a que el Cajasol se decida por Blakney, aunque lleve en paro desde la pasada campaña, cuando jugó en Rusia a las órdenes de Maljkovic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios