Deportes

La Fundación no niega nada

  • Sus miembros dicen que los pagos de futbolistas son voluntarios. El 'Somos leyenda' sólo dejó en sus arcas 15.000 euros. "No queremos hacernos con el Betis".

Comentarios 8

La Fundación del Real Betis Balompié quiso salir ayer al paso de la información publicada por este diario, en el sentido de que estaba financiada principalmente con dinero del Betis y de sus futbolistas. Y lo primero que hizo fue no negar la mayor, aunque Rafael Gordillo, Ignacio Mora-Figueroa y José Rodríguez de la Borbolla se empeñaron en todo momento en atenuar los ingresos percibidos.

Una rueda de prensa que sirvió para generar más confusión incluso sobre el papel de una Fundación que pocos entienden y en la que al final el propio Gordillo se presentó casi como una víctima. "Si los béticos me piden que me vaya me dolería y ya veré lo que hago", llegó a decir el presidente de la Fundación y director de Relaciones Institucionales del Betis, que pudo probar en sus carnes recientemente que su labor encuentra detractores.

"Algunos medios han sido injustos, sabiéndolo ellos además. Eso duele. Se ha tratado de culpar porque ya no hay más culpables, pues ahora dicen que el culpable soy yo. Eso duele", refirió Gordillo, uno de los responsables de la actual situación, que no el único ni el principal.

"Entré por medio de una jueza. No estoy como muchos de fuera llamando a la puerta para entrar. Tomo una decisión arriesgada en su momento. Ahora todo el mundo da palos por todos sitios. No me refiero a prensa sólo, sino a la gente de la que hablaba antes. Hasta ahora, voy a intentar estar con todos los que están hasta el final", añadió, sin explicar que cuando dejó la administración judicial, al poco de llegar, pasó a estar a nómina del club sin que la juez lo obligase.

"Existen las líneas de actuación como actividades que no sean propias de la Fundación, actividades externas pensadas por los béticos que puedan ser amparadas bajo el paraguas de la Fundación, buscando financiación específica para ella. Que nadie vea fantasmas ni piense que estamos pensando en nosotros mismos, con alguna ambición. Estamos comprometidos hasta un cierto límite y en una medida voluntaria, no para toda la vida. Somos patronos indefinidamente porque no tenemos plazo, pero no vitalicios. Aquí nadie tiene ganas de eternizarse", explicó Rodríguez de la Borbolla, uno de los patronos, que presumió de honradez: "En otras fundaciones, los patronos tienen tarjetas de crédito".

El vicepresidente Mora-Figueroa habló del partido Somos leyenda. "El total de la recaudación entre entradas, donaciones y fila cero ha rondado los 140.000 euros, de los cuales prácticamente la inmensa mayoría, 132.000 euros, proceden de las entradas. A partir de ahí, los gastos ocasionados por el partido han sido cubiertos con parte de ese dinero. Se firmó un convenio para que no incurriera en gasto alguno para el Betis: gastos de seguridad, salud, limpieza, incluso los gastos de jardinería han salido de esa cuantía. Con todo eso, y después de pagar estancia y viajes de jugadores, gastos de comunicación, honorarios de la empresa organizadora y el canon que pide el Real Madrid, el margen total es de 40.000 euros aproximadamente. De ese dinero, la Fundación RBB ha hecho una aportación inicial a Ándex de 25.000 euros", dijo. Es decir, que entre la empresa Zertior y los gastos se habrían ido 100.000 euros, una cantidad altísima e innecesaria porque el club tiene los instrumentos para organizar el partido y podría incluso haber ingresado dinero, y no una empresa ajena al club. Luego explicó el dinero que el club cobra a los futbolistas, que dijo no es obligatorio, contradiciendo a algunos jugadores y sus representantes. "José Antonio Gordillo, el antiguo director de cantera, pensó que podría ser una buena fórmula que los jugadores de cantera que firmaban su primer contrato, tuvieran un gesto hacia dos entes, destinando el 1% de su sueldo. Por un lado, está la Fundación y por otro, la Asociación de Béticos Veteranos, el 0,5% para cada una. Nos pareció extraordinariamente bien. No es una obligación, es una elección voluntaria de los jugadores, tanto de la cantera como del primer equipo, así como empleados del club, que libremente han decidido realizar la donación. La Fundación RBB recibe por cuenta de las donaciones de futbolistas sobre 34.000 euros al año, muy lejos de los importes que se han publicado", aseguró Mora-Figueroa, que sentenció: "No queremos hacernos con el Betis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios