Los nuestros | José Manuel Sánchez 'Nova'

Toda una vida dedicada al waterpolo

Nova, durante un entrenamiento Nova, durante un entrenamiento

Nova, durante un entrenamiento / MG

José Manuel Sánchez (6 de marzo de 1967), más conocido como Novato, Nova o Supernova, es uno de esos claros ejemplos de que querer es poder. Desde los 18 años lleva practicando waterpolo y ahora, con más de 50, sigue teniendo ficha profesional a pesar de que hace un año que no juega por dejar paso a las nuevas generaciones, algo que tanto él como su club defienden a rajatabla.

Su pasión por el waterpolo es indudable debido a la cantidad de años que lleva en el agua. Concretamente fue con 14 cuando comenzó en la natación y como él bien dice, “aún no me he salido”. Su entrenador de cursos de verano le planteó la posibilidad de unirse al Natación Sevilla, equipo de donde surgió la idea del waterpolo y que es como el padre de muchos de los clubes que hoy día conocemos, como el propio Waterpolo Sevilla.

Actualmente, además de tener su ficha y seguir entrenando, ocupa el cargo de secretario del Waterpolo Sevilla y se desvive por estar siempre en contacto con este mundo, ya que todo lo que le ha dado es positivo. Su lucha es constante, como la del resto de la directiva, por encontrar recursos para un deporte que sufre de limitaciones debidas al tiempo de agua disponible del que gozan. “Lo que más me gusta es cómo funciona el club, hay muchos chavales y es muy satisfactorio, pero todo el tiempo que hay que dedicarle para buscar recursos para el club es lo peor”, asegura, ya que es muy complicado a día de hoy tener unas instalaciones adecuadas para la práctica de este deporte.

Según cuenta, no ha encontrado demasiados obstáculos en su vida profesional. “He tenido la suerte de pertenecer a un club magnífico como el Natación Sevilla en el cual todo eran facilidades, además, le imprimía a sus deportistas y a otros clubes que han nacido a raíz de él un sello de excelencia. En Andalucía fue pionero y como ya ha desaparecido, yo creo que ese fue su gran legado, la excelencia en el deporte”, indica.

Durante toda su vida ha conseguido compaginar tanto estudios como trabajo con su gran pasión y asegura que no le ha costado trabajo si pones de tu parte, ya que es “cuestión de prioridades”. “Hay muchos momentos en los que te entran dudas y no sabes si vas a ser capaz de compaginarlo sobre todo, cuando empiezas una nueva etapa. Empiezas a estudiar una carrera y piensas que no serás capaz o cuando comienzas tu vida laboral, pero todo es cuestión de tener claro lo que quieres. Al igual que cuando quieres formar una familia y tienes hijos, si quieres, puedes”, asegura este gran competidor.

Sus mayores apoyos han sido su familia y compañeros a lo largo de su vida y ahora, su propio hijo con 14 años ya está “metido en el agua”, algo que lo enorgullece como padre. Nova asegura no haberse dejado nada por el camino y está más que satisfecho con todo lo que le ha dado el waterpolo y todo lo que él ha podido aportar a este deporte y a su club.

Nunca fue un sacrificio para él por todo lo bueno que ha recibido, y le diría a aquellas personas que piensan que alguien de su edad no puede practicar un deporte de alto nivel, que todo está en sus cabezas: “Si quieres, puedes”. “No he tenido que buscar fuerzas para seguir, al revés, para mí era un premio continuar en algo que amo tanto. Siempre sales de los entrenamientos con una sonrisa por lo que nunca me ha supuesto un gran sacrificio. Cada vez envejecemos más tarde, lo más difícil es crearte el hábito, pero cuando eres capaz de levantarte e ir a entrenar, todo es más fácil”, asegura.

Un luchador que admira este deporte porque no entiende su vida sin él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios