Betis Energía Plus

Borg trabaja al margen del grupo y Bropleh será baja

  • El sueco recibió un fuerte golpe en el costado, a la altura de las costillas, en el duelo ante el Real Canoe y es duda para jugar ante el Barcelona B

  • El norteamericano, con pasaporte liberiano, fue operado de una tendinopatía rotuliana y dijo adiós a la temporada

Borg y Bropleh celebran junto a sus compañeros el ascenso en la cancha del Pez Volador. Borg y Bropleh celebran junto a sus compañeros el ascenso en la cancha del Pez Volador.

Borg y Bropleh celebran junto a sus compañeros el ascenso en la cancha del Pez Volador. / FEB

Con el objetivo cumplido ya no es hora de arriesgar. Curro Segura no podrá contar para el próximo choque con el Barcelona B con Thomas Bropleh, operado de una tendinopatía rotuliana, y a su ausencia -no jugará más esta temporada- se une la duda de Borg, con un golpe en un costado (a la altura de las costillas) en el partido ante el Real Canoe.

El sueco se fue al banquillo tras esa acción, en la que tras recibir un fuerte golpe a la altura de las costillas perdió el balón y bajó rápidamente a frenar el contragolpe haciendo falta antideportiva. Se sentó en el banco y no volvió a la pista salvo para celebrar el ascenso. El alero no ha trabajado aún con el resto de sus compañeros al ritmo normal  y se entrena al margen para controlar la evolución de su dolencia.

La baja de Bropleh, que ya se perdió los partidos en Melilla y ante el Granada por esa lesión siempre fue cubierta por Borg, que doblaba en las posiciones de escolta y alero, como ya hizo en la pretemporada cuando Pablo Almazán paró igualmente a causa de unos problemas físicos. Sin su comodín, el técnico bético podría mover más piezas de su plantilla y probar con Obi o Malmanis como aleros para dar descanso a Pablo Almazán, ya que tampoco podrá tirar del filial, que disputa estos días el Campeonato de Andalucía júnior en tierras costasoeñas.   

Ya dijo Segura que durante la campaña el grupo sufrió muy pocas lesiones, pero también que la ambición y las ganas de los propios jugadores les hacía sobreponerse a problemas que en muchos otros casos hubieran supuesto alguna baja. "Un ejemplo es Tunde, que ha jugado con mucho dolor. Los médicos nos decían que era increíble cómo seguía. Que cualquier jugador habría parado ya", afirmaba el técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios