Coosur Real Betis

La polivalencia como sello de identidad

  • Curro Segura trabaja con 11 de sus 13 jugadores disponibles cara a los primeros amistosos de verano este fin de semana en Villagarcía de Arosa

Niang, Malmanis y Pablo Almazán, que dialoga con el delegado, Francsico Ramos, a su entrada en el en el Hospital Vithas Nisa Sevilla. Niang, Malmanis y Pablo Almazán, que dialoga con el delegado, Francsico Ramos, a su entrada en el en el Hospital Vithas Nisa Sevilla.

Niang, Malmanis y Pablo Almazán, que dialoga con el delegado, Francsico Ramos, a su entrada en el en el Hospital Vithas Nisa Sevilla. / Víctor Rodríguez

Comentarios 0

Tras la concentración en Sierra Nevada, a la que faltaron sólo el mundialista A.J. Slaughter e Izundu, que espera resolver esta semana sus problemas con el visado en Nigeria –y Nacho Martín que la abandonó para disputar el Europeo 3x3–, el Coosur Betis regresó al trabajo de pretemporada con las miras puestas a sus primeros amistosos del verano (sin contar el entrenamiento a puerta cerrada ante el Covirán Granada), este fin de semana en el Torneo EncestaRías, en el que el viernes se medirá con el San Pablo Burgos en Vilagarcía de Arousa (21:15).

Curro Segura cuenta con 11 de sus 13 jugadores para afrontar este primer test y podrá probar distintos aspectos al contar con una plantilla polivalente, como la campaña pasada, en la que casi todos sus jugadores pueden doblar posiciones, a excepción de Niang y el ausente Izundu, pívots natos, y Albert Oliver. La altura de Sipahi le permite defender a jugadores de mayor talla, mientras que A.J. Slaughter, que llegaba como escolta, está demostrando con Polonia en el Mundial que puede actuar como un efectivo director de juego.

La pasada campaña Borg ya tuvo que ejercer en ocasiones de alero, pese a ser un dos, puestos que doblan y pueden hacer también tanto Conger como K.C. Rivers. Pablo Almazán es el otro alero de la plantilla, pero sus características le permiten jugar más por dentro, como demostró el curso anterior haciendo de ala-pívot improvisado en ciertos momentos, si bien las exigencias en ACB serán mayores que las de LEB Oro.

De los tres ala-pívots quizá Malmanis sea el menos polivalente, ya que le falta físico ante rivales de un físico mayor y más movilidad a la hora de hacer de tres. Algo que sí podría hacer Obi, mucho más móvil, pese a que la pasada campaña no jugó nunca como alero. Nacho Martín, por su parte, ha demostrado su capacidad para hacer de cinco, sobre todo en situaciones defensivas paliando los centímetros que puedan faltarle con un pundonor de esos contagiosos. Izundu, al que se espera en los próximos días, y Niang son jugadores menos polivalentes, si bien Whittington sí que podría hacer de ala-pívot gracias a su tiro exterior, un peligro latente que ya es conocido en la Liga Endesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios