Betis Energía Plus

Tunde, un temporero de pico y pala en el Betis Energía Plus

  • El pívot, que llegó con un contrato temporal, se está ganando su continuidad desde la humildad y la defensa

Tunde se ejercita con el Betis Energía Plus en un entrenamiento en San Pablo. Tunde se ejercita con el Betis Energía Plus en un entrenamiento en San Pablo.

Tunde se ejercita con el Betis Energía Plus en un entrenamiento en San Pablo. / Víctor Rodríguez

Llegó en verano sin hacer ruido y sin levantar expectación en una plantilla repleta de nombres importantes en la LEB Oro y con la presión de tener la espada de Damocles sobre su cabeza en forma de contrato temporal (el único del equipo), pero Tunde ha demostrado tener hueco en el Betis Energía Plus asumiendo con humildad su rol en el equipo, entendiendo en los entrenamientos qué virtudes debe explotar y qué defectos ocultar y dejándose todo en la pista, especialmente en defensa.

El de Sierra Leona ha sido clave en las dos últimas victorias del cuadro sevillano. En Barcelona, ante El Prat, apareció para dar solidez atrás en un momento en el que los de Curro Segura estaban nerviosos y aportar músculo en ataque: 3/3 en tiros de campo, 1/3 en tiros libres y una recuperación marca de la casa. Más determinante incluso fue el pasado viernes ante el Bilbao. Esperó su momento en el banquillo y cuando el técnico le dio la oportunidad de jugar, al inicio del último cuarto, respondió con el marcador en un puño. Un robo en el primer balón que tocó en el ataque inicial del Bilbao con 49-44 en el marcador –firmó dos recuperaciones en el partido–, un mate (1/1 en tiros de dos) bajo el aro, dos rebotes y un tapón para una valoración de siete en apenas ocho minutos en pista, además de contagiar su intensidad defensiva a sus compañeros en un momento clave.

El club valora de forma positiva su rendimiento y, en principio, extenderá la vinculación del interior

Tunde ha aprendido a explotar su físico en ataque y su intensidad en defensa. No tira a canasta ni estando a dos metros. O lanza bajo el tablero o machaca o no se arriesga a sabiendas de que no va sobrado técnicamente. Pero ese debe, al que suma su porcentaje en tiros libres (algo que está trabajando a diario) lo compensa con energía en defensa. "Sé cuál es mi situación contractual y es una presión para mí, pero eso me hace trabajar más duro. No pongo el foco en esa presión, sino en trabajar más duro cada día. El equipo sacará lo mejor de mí en cada entrenamiento y partido siempre", aseguró el jugador en su presentación.

En una rotación larga con Stainbrook, Samb y ahora Marcius, Tunde ha entendido que sólo con trabajo se ganará minutos y, con ello, su continuidad en el equipo. Con un contrato temporal a punto de expirar (a finales de mes), en el club están contentos con su rendimiento y es probable que, con Marcius aún de pretemporada particular, los dirigentes le den continuidad porque su coste no es un dispendio teniendo en cuenta lo que aporta y que con Pluta cedido en el Ourense no es decisivo tener una ficha libre para dejarle hueco a un canterano.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios