Deportes

La herencia genética del deporte

  • José Ramón Núñez Claudel, nadador y ganador del IV Trofeo Ciudad de Sevilla de aguas abiertas

Comentarios 1

Cada vez es más común en nuestra ciudad encontrar a jóvenes que optan por practicar deportes que en la actualidad informativa son eclipsados por el fútbol imperante en nuestra ciudad. Entre todos estos deportes, encontramos que en los últimos tiempos la natación está ganando adeptos a pasos agigantados, algo en lo que quizás tenga algo que ver el aumento de instalaciones en nuestra ciudad.

Nuestro protagonista, José Ramón Núñez Claudel, a sus 16 años, se impuso en el IV Trofeo Ciudad de Sevilla de aguas abiertas en la categoría júnior, disputado en el río Guadalquivir y que supuso el colofón a la temporada de actividades Sevilla y su Río 2008. Este trofeo en particular, fue organizado por el Club Natación Sevilla con la colaboración del Instituto Municipal de Deportes, y José Ramón no tenía pensado competir en él. "Mi participación fue casual, mi entrenador me propuso intentarlo tras los buenos resultados obtenidos en el Campeonato de Andalucía de verano y no me lo pensé", comenta orgulloso.

El torneo se disputó en la mañana del pasado 26 de julio, coincidiendo con la última jornada de la Velá de Santiago y Santa Ana en Triana; de hecho, la salida y la llegada de la prueba estaban situadas junto al famoso barco de la cucaña, y su desarrollo fue algo peculiar para José Ramón: "Al haber muchos chavales de mi edad y de mi nivel, mi idea era tirar fuerte al principio para alejarme de ellos y fue lo que intenté nada más salir; sin embargo me cansé demasiado pronto y el último sprint se me hizo muy largo, me recortaron mucha distancia los rivales y a punto estuve de perder el primer puesto, pero al final salió bien la estrategia", afirma con sinceridad.

La práctica de deporte ha sido algo de lo más común en casa de José Ramón. Sin ir más lejos, su padre Jose Ramón Nuñez, apodado el Canijo, fue jugador y posteriormente entrenador del Monte Ciencias de Rugby, aunque su vástago optó por la piscina del Club Natación Mairena en lugar de seguir sus pasos en el césped. Su especialidad es la larga distancia, y las pruebas en las que suele participar en los torneos oficiales son casi siempre los 400 metros libres o los 1.500 metros, pruebas de mucho desgaste físico y que requieren de una gran resistencia por parte del nadador.

En su participación en el pasado Campeonato de Andalucía de verano celebrado a mediados de julio en Málaga, consiguió dos sextos puestos, en los 1.500 metros y los 400 metros libres, y la medalla de plata en el relevo de 4x200 junto a sus compañeros del Club Natación Mairena en una prueba en la que fueron en cabeza desde el principio. Sin embargo, su mayor éxito fue el conseguido en la jornada de clausura de la Velá de Triana, sobre todo por lo que significa nadar en el Guadalquivir.

A sus 16 años lleva bastante bien el combinar deporte y estudios. "He terminado 4º de E.S.O. con buenas notas. Este curso entro en Bachillerato y la verdad es que lo llevo bastante bien, hay tiempo para todo, lo primero son los estudios", comenta, mostrando con claridad que la natación y las competiciones son un hobby para él. "Es muy complicado dedicarse profesionalmente a la natación. Voy a entrar en el bachillerato de Ciencias Sociales, y me gustaría dedicarme a algo relacionado con la economía y las empresas". Con las ideas tan claras, no tendrá problemas en conseguir lo que se proponga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios