DERBI Betis y Sevilla ya velan armas para el derbi

Economía

Reforma laboral: El Gobierno quiere combatir la temporalidad sin necesidad de fijar una tasa

Yolanda Díaz.

Yolanda Díaz. / Mariscal, EFE

El Ministerio de Trabajo ha resaltado la intención del Gobierno de actuar en las causas de los despidos y acabar con la temporalidad sin necesidad de fijar un porcentaje máximo al respecto, como asegura que ha propuesto un "agente social" en la mesa de negociación sobre la reforma laboral.

Fuentes del Ministerio de Trabajo afirman que la propuesta de fijar un porcentaje máximo del 15% a la temporalidad de los contratos ha surgido de un "agente social", pero no del Gobierno.

La intención del Ejecutivo, según recalcan las mismas fuentes, es "actuar en las causas de los despidos" y "acabar con la temporalidad", para lo que señalan que "no tiene por qué haber porcentajes".

Además, estas fuentes subrayan que el Gobierno ha explicitado ya los cambios a abordar en la reforma laboral de 2012 tanto en el acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos como en el Componente 23 del Plan de Recuperación enviado a la Comisión Europea.

En el caso del pacto de investidura, los socios de coalición hablaban de limitar la subcontratación, la capacidad de la modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa y el descuelgue salarial, de simplificar el número de contratos, de favorecer el uso del contrato fijo discontinuo y de revisar las causas del despido, entre otras cuestiones.

El término derogación

En las negociaciones para la reforma laboral, el término derogación ha sido objeto de discusión entre el PSOE y Unidas Podemos.

La formación morada ha insistido en usar este término, mientras que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se limitó a señalar el pasado domingo la necesidad de reconstruir "algunas cosas" de la reforma laboral aprobada en 2012 por el Gobierno del PP, sin mencionar la palabra derogación.

En el comunicado emitido por La Moncloa el martes tras la reunión entre Sánchez; la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño; y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el Gobierno dijo que "está comprometido con la derogación de la reforma laboral de 2012".

Sin embargo, Díaz ha hecho una puntualización al respecto en la que ha insistido este jueves. "Lo que vamos a hacer es emprender una enorme transformación en el mercado de trabajo y vamos a derogar unas partes (de la reforma laboral) y vamos a transformar otras", ha declarado a los medios en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha dicho que hay dos "dimensiones compatibles" respecto al término derogación: una "técnica", que consiste en "sustituir unos artículos por otros", y otra "política", que entiende la derogación como una forma de "revertir la reforma que se hizo en 2012".

"No hay que preocuparse tanto por la semántica sino por los contenidos, los contenidos están claros y están en el acuerdo de Gobierno", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios