El Fiscal

El Consejo se impone a las cofradías del Martes Santo

  • La institución cofradiera, con el apoyo del Arzobispado y del Ayuntamiento, decreta el fin de las frivolidades y el retorno al sentido natural de la carrera oficial

La cruz de guía de San Esteban el pasado Martes Santo La cruz de guía de San Esteban el pasado Martes Santo

La cruz de guía de San Esteban el pasado Martes Santo / Antonio Pizarro (Sevilla)

Comentarios 11

EN la tradicional felicitación de las hermandades al arzobispo el día 24, un acto que no suele tener eco mediático, don Juan José no ocultó su cansancio por la polémica del Martes Santo, un embrollo que enturbia todo lo bueno que hacen las cofradías y proyecta una imagen frívola de estas asociaciones públicas de la Iglesia. El prelado y muchos de sus colaboradores tienen claro que no se puede agotar un curso ni tantas energías en algo tan superfluo o que, cuando menos, no merece tanta atención. Se trata de un verdadero exceso. Y, como tal, tiene consecuencias muy perjudiciales. Cuanto afecta a las cofradías afecta a la misma Iglesia de Sevilla, que de alguna forma queda desacreditada por estos asuntos de mera logística. La autoridad quiere que las cofradías hagan un esfuerzo, tengan altura de miras y no se enreden en banalidades. Y para empezar, nada mejor que volver al sentido común... En este caso es el sentido habitual de la carrera oficial: de la Campana a la Catedral.

El presidente Francisco Vélez está decidido a poner orden. Y está visto que cuenta con el respaldo de la autoridad eclesiástica. No hay nada que una más que un objetivo común. En una extensa carta –redactada en varios folios por las dos caras– deja claro a las ocho cofradías de la jornada que el Consejo tiene las facultades necesarias para reinstaurar el sentido de siempre de la carrera oficial y hace una suerte de llamamiento a la espiritualidad en armonía con el mensaje del prelado el día de Nochebuena. La misiva reivindica sin complejos y sin acritudes el retorno a la normalidad. La carta no deja lugar a oras interpretaciones: el Arzobispado y el Consejo van de la mano. Esta carta fue enviada como respuesta a la que las ocho hermandades remitieron al Consejo. Las ocho se han han topado con una contestación de gran carga religiosa.

La Plaza de San Francisco, el pasado Martes Santo La Plaza de San Francisco, el pasado Martes Santo

La Plaza de San Francisco, el pasado Martes Santo / Antonio Pizarro (Sevilla)

A lo más que van a llegar Vélez, los otros tres cargos generales y el delegado del día es a plantear soluciones alternativas dentro del esquema habitual. Es decir, dando siempre por sentado que las cofradías van primero a la Campana y desde allí al templo metropolitano. Estas soluciones salen de la factoría de ideas del propio Consejo y cuentan con el respaldo de los informes sobre riesgos. Incluso garantizan mejor la seguridad que el plan al revés de 2018.

El Consejo ha tomado la iniciativa. Queda claro. Ha preparado varias soluciones a base de cambios en el orden de paso, cambios en los horarios y cambios también en los recorridos. La solución más racional, según los expertos, es aplicar los cambios en la segunda mitad del día y en las cofradías más próximas a la Catedral (San Esteban, Los Estudiantes y la Candelaria), de tal forma que las más alejadas del centro sufran menos las modificaciones. Aún así, el estudio del Consejo está tan detallado que hasta hay una opción, por ejemplo, en la que el Cerro sería la segunda cofradía en pasar por la carrera oficial.

El Consejo tiene claro que ya no habrá pretextos para no cambiar el orden de paso por la carrera oficial en función de antigüedades o tradiciones, pues se hizo el año pasado. También se pondrá sobre la mesa que el Martes Santo al revés no ofrece garantías de seguridad al cien por cien, ni vale el hecho de que el año pasado salió bien, como defienden algunos hermanos mayores. En el Consejo hasta se pone en cuestión ese éxito al alegar que algunas cofradías entraron incluso antes del horario programado.

Las soluciones que planteará el núcleo duro de Vélez están respaldadas por el Ayuntamiento, que apuesta sin fisuras por el retorno al sentido natural de la carrera oficial. Las hermandades tendrán la oportunidad de acogerse a un modelo u otro de solución, incluso a un compendio de varias soluciones. Pero el sentido... no se discute. Y quien lo haga tendrá en frente a una tripleta formada por el Arzobispado, el Ayuntamiento y el Consejo.

Además, Vélez tiene a su favor que antes de las elecciones propuso acabar con el experimento. Está obligado a cumplir... O se lo demandarán.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios