EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Entrevista

Valeria Ros: "Me veo equilibradísima"

Valeria Ros

Valeria Ros

Valeria López-Tapia (Guecho, Vizcaya, 1986) confeccionó no hace tanto tiempo un monólogo y su vocación periodística terminó enfilando a la comedia más ácida y realista en sus espectáculos y conducciones en la televisión. De la programación sabía bastante porque en el verano de 2009 se encargó de las parrillas de TV de este periódico y de la información sobre medios en la sección de Vitally. Aquel verano en Diario de Cádiz fue el verano de su vida, reitera siempre. Es una contertulia de Zapeando y presenta Akelarre en la autonómica de su tierra, ETB. De reality en HBO Max también ha conducido el especial El Águila Nidos junto a Jorge Ponce.
–Desde la formación Bildu le criticaron que en Akelarre, su programa en la TV vasca, ETB, se tomara a broma las costumbres locales.
–El programa sigue hasta el verano. Está gustando y aquellos comentarios fueron algo momentáneo. Yo sólo hago comedia, al margen de cualquier ruido. Estoy muy contenta con el resultado de Akelarre y del trabajo con El Terrat. Nos dejan crear comedia.
–¿Cómo es su Akelarre?
–Son entrevistas de personas que merece la pena conocer. Son cinco invitados, uno de Madrid y los otros vascos. Y en esas charlas siempre hay mucho humor pero para que esos invitados muestren todo lo que hacen y sepamos más de ellos.
–Usted en pantalla parece ‘desnortada’, con perdón.
–No, aunque parezca que no me entero, me entero de todo. Soy una vasca que nunca ha estado desnortada. Yo me veo supernormal. Yo me veo equilibradísima. Mi intención en los proramas es siempre llevarlo todo al surrealismo.
Valeria Ros Valeria Ros

Valeria Ros

–Díganos algún invitado que le haya sorprendido.
–A mí me llama mucho la atención el talento, la gente de valía que hay en todo tipo de sectores. Tuvimos a una investigadora  sobre el cáncer del pulmón que nos aportó una charla interesante y graciosa, aunque su labor sea muy seria.
–¿Se toma a broma todo?
–Si viene una científica le pregunto sobre cómo es un microscopio, qué se ve, y termina siendo un diálogo divertido aunque su trabajo sea muy serio. Está claro que desde la broma se pueden llegar a asuntos que de otra forma sería más engorroso. El humor abre camino y terminas haciendo todo más atrayente.
–El verano de su vida fue en Cádiz.
–En el Diario de Cádiz y también en la playas de Zahara. Mi familia va allí todos los años.
–¿Por qué los vascos han tomado la provincia de Cádiz?
–Han descubierto que en Cádiz tienen un verano espléndido siempre. En el Norte no tienes siempre asegurado el buen tiempo todo el verano. Y aunque te pille días de levante, siempre merecerá la pena viajar al Sur. En Zahara ya he estado dos veces con mi niña.
–¿Su vida tiene también algo de drama, algo que siempre tendrá un componente triste?
–Mi vida es una comedia. La comedia es drama más tiempo. Siempre hay un tiempo para digerir las cosas que te pueden pasar. Pero sí hay algo que no me termina de hacer gracia: el humor negro, el humor sobre la muerte no me gusta, es algo personal El humor no tiene límites, pero mi en caso el único límite es que hay cosas que no me hacen gracia y no me río de ellas.
–¿Se corta alguna vez en el plató de Zapeando?
–Yo juego a un rol, soy visceral en mis curiosidades. Si me cortara no estaría en Zapeando. Yo no le doy vueltas a lo que voy a decir, suelto lo que digo. Sin haber arriesgado no estaría ahí.
–¿Cómo ocupó la silla de ese programa de La Sexta?
–Estuve un verano, de sustituciones. Y después con el cambio de Dani Mateo ampliaron mi sección de compras. Empiezan a llamarte y te vas quedando.
–Dani Mateo es de la que se la deja botando.
–Dani Mateo es un genio. Es un gran cómico. El chiste te lo deja botando para que tu respondas o se queda con el chiste y lo juega él solo. Dani recoge todos los balones, le gusta llevar al límite la comedia y lo hace con toda la mesa.
El monólogo es lo que le ha dado usted ‘callo’ en el directo...
–El monólogo te da la base para estar jugando con el humor y después el equipo de guionistas te conoce y sabe qué puedes dar. La televisión generalista te brinda una exposición brutal. Todo el mundo te conoce y permite hacer más cosas en el escenario.
–¿Se lleva el fin de semana de fiesta?
-La gente no sé, pero yo no estoy saliendo mucho. Yo si salgo es para trabajar, con proyectos, bolos, preparo un espectáculo de Madrid. Voy adonde me llaman, no me marcho de casa para irme de gira.
–En El Águila Nidos, que se puede ver en Youtube, habla sobre las dudas personales con el malagueño Jorge Ponce. Él, sin duda, es otro cómico que atornilla la comedia.
–Siempre está pensando en clave de comedia. Fue un especial donde lo pasamos muy bien con entrevistas, música y muchas disyuntivas para aclarar. ¿Qué harías aprovechar un viaje a Bali o ir a a boda de tu prima? Esas dudas obligan a mucha reflexión.
Valeria Ros Valeria Ros

Valeria Ros

–También la podemos ver en ‘streaming’...
–Tengo un reality en HBO Max, la versión española de FBoy Island. Qué buen viaje a Sri Lanka. Ahí también vierto comedia pura, vigilando. Son tres chicas que tienen que distinguir entre los chicos buenos y malos que van a conocer allí.
–Ya contó que el embarazo de su hija fue en pleno confinamiento.
-Y me acercaba a las madres con los bebés por la calle y salían huyendo. Tuve que prepararme como madre siguiendo tutoriales en internet. Como madre he tenido que emplearme a fondo, pero ya veo la luz. La niña está para comérsela. He tenido que ser más organizada a la fuerza, a llevar los hábitos y los horarios. Tengo a mi madre cerca y eso ha sido de gran ayuda, la verdad.
-Ahora será madre Cristina Pedroche ¿le ha pedido consejos?
-Qué va. No va a estar pendiente de mis consejos. Ahora no la veo mucho, pero sé que está leyendo mucho y aprendiendo mogollón. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios