Eva Luna | Fundadora de la Asociación Marco Luna

"La Cabalgata virtual es un homenaje a los que luchan"

Eva Luna, en su taller ubicado en Sevilla Este. Eva Luna, en su taller ubicado en Sevilla Este.

Eva Luna, en su taller ubicado en Sevilla Este. / José Ángel García.

Mujer luchadora y solidaria. Tres palabras para definir a Eva Luna, diseñadora y bailarina cordobesa, que tras la pérdida de su amado hijo Marco, a causa de la leucemia, transformó el duelo en energía positiva para ayudar a otros. Poco a poco Eva Luna va haciendo realidad los sueños y los anhelos que compartió en una habitación de UCI junto al mayor de sus dos hijos; a través de la asociación que lleva su nombre, Marco Luna. Persona ejemplar. Ninguna barrera es lo suficientemente grande para ella. Fuerza y ternura.

–Sus creaciones suelen lucir cada 5 de enero en la Cabalgata del Ateneo de Sevilla. Este año el virus nos ha arrebatado esta comitiva mágica, pero no ha logrado vencer el empeño de Eva Luna. ¿Cómo funciona su Cabalgata de Reyes virtual?

–Con la Cabalgata comienza el año, y queremos dar un homenaje a todas las personas que hemos luchado ante este virus. Arrancar el año con un poco de ánimo y de fuerza le va a venir bien a todos. Cada carroza es un homenaje a cada uno de los sectores, y los Reyes Magos. Hay siete carrozas y tres Reyes Magos.

–¿Cómo la ha puesto en funcionamiento?

–A través de la colaboración de muchas personas, empresas y entidades. También hemos enviado un kit de Navidad, tanto a necesitados como a personas que han perdido el trabajo o que por estar enfermo no han podido comprar lo básico. Hemos mandado kit a los niños de las Tres Mil, a niños con cáncer, a personas que sabíamos que lo están pasando mal.

–¿Cómo se accede?

–A la Cabalgata virtual puede acceder cualquier persona a través de nuestra web (www.asociacionmarcoluna.org), donde se ven las carrozas desfilar y puedes entrar como un recoge caramelos. Se puede jugar con el ordenador.

–¿En qué otros proyectos está embarcada?

–Visita virtual al IBIS, centro de investigación de Sevilla; Enmascarado 2021; un proyecto de apoyo al empleo para personas a quienes el cáncer ha afectado a nivel laboral; colaboraciones con otras fundaciones, como la Fundación Sandra Ibarra; remodelación de la sala de espera de oncología médica y radioterapia del Hospital Macarena. Junto a la Fundación Ronald Mcdonald trabajamos para la implantación de Casa Ronald McDonald para acogida de familias en Sevilla, con el Ayuntamiento. Y hemos terminado la campaña Sient@te top para la adquisición de 10 sillones destinados a pacientes de la unidad del día del Hospital Macarena, que se entregarán a finales de mes o primeros de febrero.

–¿Por qué creó la Asociación Marco Luna?

–La asociación salió de unos dibujos que encontré de mi hijo. Con ellos se me ocurrió hacer tazas porque era lo único que le dejaban en la habitación de la UCI en la que estuvo dos meses y medio. Empecé a hacer tazas, con sus dibujos y frases de ánimo, que nos dábamos entre los dos. Cuando me compraban las tazas comencé a pensar qué hacer con el dinero. Y vinieron a mi memoria todos esos años. Todos los sitios por los que pasábamos (unidades de día, consultas, habitaciones de hospital, aislamiento, UCI...) todo lo que hablábamos con los sanitarios… y pensé que podía aportar mi granito de arena para aquellas personas que tuvieran que pasar por lo mismo. El sentido de la asociación es ayudar a otros, con la experiencia que vivimos mi hijo y yo: Aportar calidad de vida durante la enfermedad, la leucemia.

–¿Consejos a padres?

–Me llaman algunos. Lo único que les digo es que tengan mucha paciencia. Son enfermedades muy largas, muy pesadas. Por la mañana puedes encontrarte bien y por la tarde sientes que te mueres. Hay mucha incertidumbre, así que les aconsejo que pregunten mucho. Que, ante cualquier duda, pregunten a su médico. Que estén pendientes en todo momento de su niño. Que prioricen. No todo tiene la misma importancia. Que vivan el momento. Hay veces que uno ya no puede hacer gran cosa, y simplemente sólo puede esperar y disfrutar de cada momento, porque no está en manos de uno. Paciencia, priorizar, y sobre todo vivir el momento.

"El sentido de la Asociación Marco Luna es ayudar a otros, con todo lo que vivimos mi hijo y yo”

–Entender al enfermo.

–Ya sea tu hijo u otro familiar, el que esté enfermo, que se vea acompañado, Que esté distraído y que tenga momentos para hablar de su enfermedad o de lo que él quiera hablar.

–¿Cómo logró transformar el duelo por la pérdida de su hijo en un proyecto solidario?

–Creo que tardé poco tiempo en tomar conciencia de lo que había pasado y entendí que todo aquello había sido la historia de un comienzo. Quería que todo aquello que habíamos hablado mi hijo y yo se fuera haciendo realidad, aunque fuera en la vida de otras personas. Como solíamos decir Mañana será un día mejor. Tomando conciencia de la realidad y aprendiendo de ella.

–Y ¿su otro hijo?

–Mi pequeño, que ya es grande, tiene 16 años. Es autista. Me pareció un mundo cuando su hermano se fue. Pero resultó más fácil de lo que imaginé. Su mente es tan inocente que un simple “Marco entró en el mar y subió al cielo” es suficiente para hacerle entender que ya no volverá. Él está contento cuando le hablo sobre la asociación: mamá ayudas a otros como mi hermano. Siente orgullo. Y siente que las cosas de su hermano siguen adelante. Si le preguntas por su hermano, él contesta: mi hermano es Marco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios