Sorteos Lotería Nacional, Bonoloto y Primitiva: resultados de este sábado 4 de febrero

Luisa Cuenco | Deportista y técnico en Prevención de Riesgos Laborales

"A todas las mujeres: el único límite es el que aceptamos"

  • Madre de una niña de 10 años y ex fumadora, la sevillana Luisa Cuenco cambió de estilo de vida a la edad de 37 años. Campeona de la Huelva Extrema, participa desde el día 8 en la prestigiosa prueba Mountain Bike Skoda Titan Series Almería

La sevillana Luisa Cuenco.

La sevillana Luisa Cuenco. / R. D.

El deporte como filosofía de vida. Natural de Sevilla, madre de una niña de 10 años, Luisa Cuenco es técnico de Riesgos Laborales en el Grupo Quirón y todo un ejemplo a seguir. Dejó de fumar a los 37 años y cogió una bici. No sólo rompió con las cadenas del tabaquismo, también con los tópicos y los prejuicios sociales. A sus 42 años, Luisa, más conocida en el mundo BTT como Tungui, es la campeona de la Huelva Extrema. Su nueva cita con la competición BTT comenzó el 8 de diciembre, la Mountain Bike Skoda Titan Series Almería, una prueba que recorre Tabernas y el Cabo de Gata.

–Participa en una carrera de Mountain Bike muy dura, la Skoda Titan Series Almería. ¿Cuál es su propósito?

–Participar en la Titan Series de Almería, como integrante del Desafío Ambassador de la Junta de Andalucía. Conseguí la inscripción ganando la prueba de BTT de Cazalla de la Sierra este mes pasado de noviembre, representando a mi comunidad: Andalucía Región Europea del Deporte, en categoría Dúo Mixto, con mi compañero Loren Herrera.

–¿Cuándo comenzó en este mundo de la bicicleta de montaña?

–En 2017, con 37 años, comencé a hacer deporte. Al principio salía a andar con una vecina hasta que me dijo que ya no iba a salir más porque yo iba muy ligera. Entonces comencé a salir sola a andar; después, comencé a correr. Participé en el Circuito 10K y en las medias maratones del Instituto de Deportes de Sevilla. Hasta que me lesioné. Mi fisioterapeuta me recomendó otro deporte. Y cogí la bici.

–Desde entonces no ha soltado la bici. ¿Qué le mueve?

–El deporte es para mí una filosofía de vida. Ha cambiado mis prioridades.

–¿Cómo era su vida antes del mundo BTT?

–Mi vida era sedentaria. Del trabajo a casa, y dedicada a la familia. Además, fumaba mucho.

–¿Cuándo comenzó a fumar? ¿cómo lo dejó?

–Comencé a fumar con 14 años. Solía fumar paquete o paquete y medio a diario hasta los 37 años. Incluso fumé estando embarazada. Hasta que un día me dije a mí misma: Necesito ser libre; no quiero estar pendiente continuamente de llevar un paquete de tabaco en el bolso. Es muy difícil dejar de fumar. Pasé unos tres meses malos. Pero lo logré.

–¿Qué le ayudó?

–El deporte. Para mí el deporte es una herramienta. Lo ha sido para dejar de fumar, pero además es una filosofía de vida. Un motor para la superación. Es un reto personal. Mediante el deporte me he superado a mí misma y muchos prejuicios de la sociedad.

–¿En qué sentido?

–Cuando comencé a coger la bici, me decían: “¿A dónde crees que vas, con tu edad, y con una niña pequeña?” A todas las mujeres les digo: No hay límites, sólo los que nosotras mismas nos imponemos. La sociedad va poniéndonos límites por la edad, por ser madre, por ser mujer. Pero somos nosotras las que realmente aceptamos dónde está nuestro límite. Antes, no hacía deporte y fumaba. Ahora la BTT es mi filosofía de vida.

–¿Le ha cambiado en su manera de pensar?

–Sí. Antes tenía problemas que ahora no lo son. Antes estaba preocupada, por ejemplo, con las facturas y otras dificultades rutinarias. El deporte es como un viaje iniciático.

–¿Algún momento clave?

–Por ejemplo. Durante la carrera de BTT en Marruecos: En medio del desierto se me acercó un niño y me pidió algo de comer. Me pregunto, desde entonces: ¿Qué problema realmente tengo yo? No tengo problemas, esa es la respuesta.

–¿Cómo comenzó a competir en carreras?

–Cuando cogí una bici del artillo comencé a salir sola por la zona del Aljarafe. Fui conociendo a aficionados de la bici; y cada domingo hacía rutas. Mi primera carrera fue en Paterna del Campo y quedé la última.

–Quedó la última, pero siguió adelante.

–A la siguiente edición de esa carrera quedé la segunda. El ciclismo me ha servido para conocerme a mí misma. Los límites son los que yo misma me impongo. La primera ultra maratón en la que he participado es la Huelva Extrema.

–Debe ser una prueba dura.

–Sí, lo es. En 2019 gané la Huelva Extrema. Son 201 kilómetros desde Higuera de la Sierra hasta Mazagón. En esta prueba se recorre toda la provincia de Huelva.

–¿Cómo se plantea cada carrera?

–Como un reto. Tras conseguir algo como es la Huelva Extrema he seguido retándome a mí misma. Cada carrera no la planteo como una competición con los demás participantes, sino como una competición conmigo misma.

–¿Otras competiciones?

–He participado también en la EPIC Pontevedra 2021. Son 300 kilómetros en Galicia. He llegado a permanecer 22 horas sobre una bicicleta.

–Ahora afronta la Skoda Titan Series Almería.

–Sí. Son cuatro etapas, más una pre-etapa. Un reto. En noviembre participé en la Titan Desert Marruecos. Quedé en el segundo puesto de Parejas Mixto, con mi compañero.

–¿Qué le diría a mujeres?

–Que se puede. No hay límites. Con esfuerzo y trabajo se puede conseguir lo que nos propongamos. Aunque la sociedad nos diga: ¿dónde crees que vas, con cuarenta años, con una niña pequeña, y sin haber hecho nada de deportes antes?, la respuesta solo la tenemos nosotras mismas. Más allá de los prejuicios sociales y del qué dirán, somos nosotras las que realmente nos imponemos la línea hasta la que podemos, y queremos, llegar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios