Feria de Abril

Reunión clave para la Feria de Sevilla: Aguirre recuerda que hay que "cumplir la ley"

  • El consejero de Salud advertirá al alcalde en el encuentro de este martes de que la ciudad puede subir de alerta sanitaria

  • Asegura que tiene "buena relación" con Espadas desde la crisis de la listeriosis

  • Disputa política por la "no Feria"

La noria instalada este 2021 en la calle del Infierno.

La noria instalada este 2021 en la calle del Infierno.

"La ley debe ser igual para todos". Con esta frase se ha referido este martes el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, a las actividades que los ayuntamientos andaluces tienen programadas para las próximas fechas, en las que la comunidad autónoma se enfrenta a la cuarta ola de coronavirus. Tales declaraciones sirven de advertencia, en concreto, al Ayuntamiento de Sevilla, que se ha visto envuelto en una polémica los últimos días a raíz de las iniciativas planteadas en sustitución de la Feria de Abril, suspendida por la pandemia. 

Aguirre -que ha realizado tales manifestaciones en el programa La Mañana de Andalucía de Canal Sur Radio- mantendrá un encuentro este martes con el regidor hispalense, Juan Espadas, en la que le recordará la situación epidemiológica a la que se enfrenta la ciudad. En este sentido, ha incidido en que Sevilla capital está ahora mismo en el nivel 2 de alerta, que podría incrementarse a partir del próximo jueves, cuando se realice una nueva evaluación. 

Con este contexto, el consejero apremia a extremar las precauciones ante una cuarta ola de contagios, que han provocado 24 ingresos hospitalarios en la provincia en la última jornada. Por tal motivo, el titular andaluz de Salud ha hecho hincapié en que "la ley debe ser igual para todos". "Ha de cumplirse en cuestión de aforos y medidas de separación", ha destacado Aguirre, quien ha incidido en que "a mayor concentración de personas, mayor riesgo de contagios". 

La necesidad de ser "cautos"

"Hay que ser cautos en las actuales circunstancias". Una petición que el consejero ha hecho extensible a todos los ayuntamientos. Con algunos de sus alcaldes ya se ha reunido. Tal es el caso del de Córdoba, con quien mantuvo un encuentro la semana pasada. Allí tampoco habrá feria. Sólo se instalará un parque de atracciones similar al que hay en Sevilla desde el Viernes de Dolores, el cual será itinerante. 

Este martes hará lo propio con el de la capital andaluza, donde este asunto se ha convertido en polémica (con trascendencia política) a raíz de que el concejal de Economía invitara a sevillanas y visitantes a vestirse de flamencas para acudir al centro de la ciudad los días en que debería celebrarse la Feria. A ello se unen la iniciativa municipal de instalar el alumbrado propio de esta celebración en las Plazas del Salvador y de San Francisco y la de algunos empresarios hosteleros de decorar sus locales con farolillos. Ideas que han sido tomadas con recelo por políticos, sanitarios y buena parte de la sociedad, al considerar que concitan la concentración de personas en un momento crítico de la pandemia. 

"Por eso pido prudencia a todos", ha remarcado a Aguirre, quien ha vuelto a insistir en la necesidad de que se cumpla la ley, tanto en este tipo de actividades (que son competencia municipal), como en las plazas de toros (en las que debe respetarse el metro y medio de separación entre los asistentes) y en las primeras comuniones (con el aforo establecido para cada templo). 

Apoyo a la moda flamenca

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Sevilla se recuerda que en ningún momento se ha promovido que los bares se adornen con farolillos o monten escenarios para espectáculos durante la semana reservada para la Feria. El gobierno local aclara que las actividades programadas estos días están pensadas para apoyar al sector de la moda flamenca, bastante perjudicado por la pandemia al suspenderse las ferias y romerías dos años.  

Este debate tiene también un trasfondo político, que coincide en el momento en el que Espadas empieza a postularse como candidato a la presidencia de la Junta por el PSOE. Un anuncio, aún no oficial, que podría haber provocado la férrea oposición del Gobierno andaluz a las iniciativas planteadas para la denominada "no Feria". El propio alcalde ha manifestado -según recoge EFE- que parece que "alguien se está poniendo nervioso por las informaciones que llegan respecto a mi persona o del futuro que me derive la política. Observo muchos nervios y no sé a qué se debe, porque soy el mismo y el proyecto es idéntico, por lo que pido calma a quien se está poniendo nervioso". 

Por su parte, el consejero de Salud quiere permanecer al margen de la polémica política y ha reconocido este martes que mantiene "una buena relación" con Espadas, iniciada personalmente en el verano de 2019, a raíz de la crisis sanitaria de la listeriosis. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios