FERIA Toros en Sevilla en directo | Cayetano, Emilio de Justo y Ginés Marín en la Maestranza

fórmula 1 gran premio de italia

Lucha en el templo de la velocidad

  • Verstappen defiende su liderato frente a Hamilton en Monza, un trazado en el que el motor es la clave

Carlos Sainz, en la carrera en Monza en 2020.

Carlos Sainz, en la carrera en Monza en 2020. / EFE

La Fórmula 1 cierra este fin de semana un triplete de carreras consecutivas, con el asterisco del Gran Premio de Bélgica, en el que sólo se corrieron dos vueltas detrás del coche de seguridad debido a las condiciones meteorológicas adversas, en el Autódromo Nacional de Monza (Italia), conocido como el templo de la velocidad, con la lucha por el título en un momento álgido.

Max Verstappen (Red Bull) hizo los deberes ganando en casa, en el Gran Premio de Holanda, y pasó de estar tres puntos por detrás del británico Lewis Hamilton (Mercedes) a llegar a Monza con esa misma ventaja en el liderato del Mundial de pilotos. En la última temporada antes de un cambio de reglamento severo, le apareció competencia a Mercedes.

Hegemónico desde 2014 en los campeonatos de constructores y el de pilotos, sólo Nico Rosberg en 2016 pudo quitarle la corona a Hamilton. Ahora el británico, cuando persigue ser el piloto más laureado de la historia con un octavo título -tiene siete empatado con el alemán Michael Schumacher-, se encontró con un rival que dejó de avisar y empezó a aspirar a todo.

Honda por fin le dio a Red Bull un motor a la altura, casualmente en el último año de la marca nipona como suministradora, y la escudería austriaca ha ganado siete de las 13 carreras disputadas hasta la fecha. Precisamente puede ser el motor lo que le lleve a subirse a lo más alto del podio por octava vez en 2021. Sin tener una gran velocidad punta no puedes ganar en Monza, salvo que se dé una carrera loca como la temporada pasada, en la que el francés Pierre Gasly, con un AlphaTauri, aprovechó las banderas rojas para dar la sorpresa. En velocidad, Red Bull-Honda ha demostrado ser mejor. En el recuerdo quedan los mensajes por radio de Hamilton en Austria quejándose de la diferencia respecto a su Mercedes. Y en Monza debe notarse todavía más.

En clave española, el Gran Premio de Italia será muy especial para Carlos Sainz, ya que corre en la casa de Ferrari vestido de rojo por primera vez. Para emular a su compañero Charles Leclerc y a su compatriota Fernando Alonso, que ganaron en Monza en su temporada de debut con la scuderia necesitará mucha suerte, ya que, sobre el papel, debería estar luchando con McLaren y Alpine por ser el mejor del resto, detrás de Mercedes y Red Bull.

En esa lucha estará también Fernando Alonso (Alpine), que sabe lo que es ganar en la pista más rápida del mundo hasta en dos ocasiones (2007 con Mclaren y 2010 con Ferrari). Llega tras ser sexto en Zandvoort gestionando la vida del neumático desde el principio, tras hacer una de las mejores salidas del año, y con un cuarto lugar en Hungría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios