Fórmula 1

Más presión sobre el "dictador" Ecclestone

  • El patrón de la categoría reina, con varios frentes abiertos a sus 85 años, aboga por volver al pasado.

Bernie Ecclestone se siente bien al lado de Vladimir Putin, pero su situación en la Fórmula 1 es cada vez más incómoda. El magnate británico añora los viejos tiempos y sus movimientos de repliegue son cada día más evidentes ante el distanciamiento general del resto de actores de la máxima categoría del motor.

El autócrata Ecclestone, de 85 años, perdió el estatus que tenía con el paso de los años y está metido en diversas disputas con los equipos. La última lo enfrentó a Ferrari y a Mercedes en Sochi, donde este fin de semana se disputará el Gran Premio de Rusia.

"Tenemos que volver a los antiguos tiempos, cuando empezamos a construir la Fórmula 1 de ahora. ¡Cuando yo era un dictador!", dijo Ecclestone. "Y hoy, gracias a la democracia, la gente aprovecha el Mundial para perseguir sus propios intereses", añadió con respecto a dos escuderías que, según su punto de vista, tienen demasiado poder y manejan los hilos de la Fórmula 1. "Me he quejado varias veces en los últimos años y lo vuelvo a hacer. Nuestra estructura está mal. Hemos permitido que Ferrari y Mercedes nos digan lo que tenemos que hacer. ¿Por qué es así? Suministran motores a muchos otros equipos y de esa forma tienen mucha influencia sobre ellos", explicó.

"Ecclestone es muy bueno en las negociaciones, pero tarde o temprano todos tenemos que jubilarnos. Y, cuando llegue el momento, tendremos que repensar todo y hacer una Fórmula 1 más estable. Con la estructura adecuada", indicó el presidente de Ferrari, Sergio Marchionne, en el diario La Repubblica sobre Ecclestone, un admirador de Putin, del que se declaró "el mayor fan". "Hay muchos tornillos que cambiar. Y todo depende de una persona que está arriba del todo", añadió ayer en Sochi el piloto alemán Nico Rosberg, que afirmó que "el actual sistema no puede seguir".

Uno de los puntos controvertidos en la actualidad es la denuncia de Force India y Sauber por la que la Unión Europea inició una investigación del modelo de negocio de la Fórmula 1 para ver si cumple con la normativa. Ambos equipos argumentan que están siendo perjudicados debido al reparto de dinero y a la estructura de poder en la categoría reina del motor. El acuerdo básico actual se extiende hasta la temporada 2020. Y el llamado acuerdo Concorde entre la Fórmula 1, los equipos y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) regula, entre otras cosas, el reparto del dinero. Si la oficina de la competencia de Bruselas pone reparos a ese contrato, el futuro de Ecclestone y de algunos equipos tradicionales, como Ferrari, podría quedar seriamente comprometido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios