Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Affleck, más fuerte que nunca

La montaña rusa de Ben Affleck con su físico

  • Tras desintoxicarse, el actor aparece más musculado. Su ex ha acelerado el divorcio

Tras pasar un mes ingresado en un centro de desintoxicación por sus problemas con el alcohol, Ben Affleck ha salido del internamiento de la mano de su ex mujer, Jennifer Garner, y con aspecto físico renovado. El actor vuelve a lucir cuerpo musculado, como se puede apreciar en unas fotos tomadas en los estudios de grabación de la Warner Bros el día de su vuelta al trabajo. Marcando bíceps con camiseta estrecha y con nuevo corte de pelo, a sus 46 años, parece que el protagonista de Batman ha vuelto a encontrar la estabilidad.Durante su estancia en el centro de rehabilitación, Affleck ha seguido una dieta y un plan de gimnasio que ya han dado los primeros frutos. A pesar de ya no estar internado, la revista People asegura que la estrella “continúa con su tratamiento desde casa” y acudiendo al centro de manera ocasional, porque, “todavía le queda un tiempo en el que deberá hacer terapia, acudir a clases y visitar médicos”.Es la tercera ocasión en la que el actor, ganador de un Globo de Oro como mejor director por Argo, ha sido internado por su adicción a las drogas y al alcohol. La primera fue en 2001, y la segunda, el año pasado, justo cuando se separó de Jennifer Garner. Además, como hemos podido ver a lo largo de su carrera y bajones anímicos, Affleck ha perdido y recuperado la figura en varias ocasiones, y no sólo por exigencias del guión.A pesar de la ruptura con su ex mujer y madre de sus hijos hace algo más de un año, la actriz ha sido el apoyo definitivo que necesitaba para salir del bache. Según TMZ, Garner fue la que consiguió que el actor entrara en razón y volviera al centro de desintoxicación hace un mes. La también actriz acudió a su domicilio para “rogarle que busque ayuda”. Según los testimonios, Affleck no necesitó mucho convencimiento, entendió su situación y decidió ingresar de nuevo en un centro de rehabilitación. La actriz y esposa de Ben Affleck durante una década (de 2005 a 2015), con todo, ha aprovechado esta remontada para agilizar el proceso de divorcio y que a finales de año sea firme por fin el divorcio. En 2015 anunciaron que se separaban pero, por el bien de sus tres hijos, el proceso fue poco a poco y no presentaron la demanda hasta 2017. Ahora la Justicia les ha avisado que se puede llegar a desestimar la demanda si no presentan la documentación, de modo que Jennifer ha dado, por fin, el paso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios