Foto sorprendente en Instagram

¿Qué le ha pasado a Susan Sarandon? (y no es ficción)

  • Su ojo morado, debido a un incidente, ha causado alarma en las redes sociales

Susan Sarandon en su imagen compartida en las redes Susan Sarandon en su imagen compartida en las redes

Susan Sarandon en su imagen compartida en las redes / Instagram

"Un pequeño resbalón igual a conmoción cerebral, nariz fracturada, rodilla golpeada”, ha compartido en las redes sociales Susan Sarandon junto a una aparatosa imagen de su cara, marcada por un ojo morado y una nariz con secuelas de un grave impacto.

Una de las actrices más queridas y más combativas de Hollywood ha sobresaltado por su aspecto, ajeno por completo al maquillaje de ficción, con este incidente casero vivido en su domicilio de Nueva York. La actriz tenía pendiente una reunión con un senador demócrata que tuvo que suspender por esta circunstancia.

Ver esta publicación en Instagram

A little slip = concussion, fractured nose, banged up knee. So, looks like I won’t be able to meet the folks in New Hampshire with Senator Sanders tomorrow. I’m really sorry I’ll miss that opportunity but here’s what I’d hoped to say: This is an emergency. Ask the scientists, the farmers, the creatures in the sea. Ask all those who have lost their homes from hurricanes, flood and fire, ask the endless stream of climate refugees, and the people of Flint, San Juan, and Standing Rock. This is a emergency. Ask the mothers who have lost their children to the opioid epidemic or because of the price of insulin. Ask the mothers who have lost their kids to gun violence in schools, in churches, in their bedrooms. This is an emergency. Ask those separated from their families at the border, or those separated from their loved ones by an unjust, racist, for-profit prison system. This is an emergency when our young people have no hope for education, for dream-making, because of insurmountable student debt. When teachers are forced to have additional jobs and when 40 hours of honest labor can still leave you in poverty. When homophobia, Islamaphobia, transphobia and racism take lives, that is an emergency. This is not the time for a “pathway” to or “framework” for incremental change. Emergencies require bold, visionary leadership. Senator Sanders believes in us and that together a better world is possible. He has been fighting for social, racial and economic justice his entire life, long before running for President, often before it was acceptable. Now it’s time for us to fight for him.

Una publicación compartida de Susan Sarandon (@susansarandon) el 22 Nov, 2019 a las 8:30 PST

La intérprete cumplió el pasado octubre 73 años y se encuentra activa y feliz, aunque algún avatar como este la ponga en fuera de juego durante unos días.

Su actitud libre es bien conocida por los medios y le ha dado igual lanzar una opinión en contra de Woody Allen por su comportamiento íntimo como pedir al entonces presidente  Obama el indulto para Edward Snowden. Igual como le sucede a Jane Fonda en la actualidad, en su adolescencia se encadenó contra la guerra de Vietnam y pasados los 50 años, con el Oscar por Dead Man Walking ya en casa, no tuvo reparos en protestar activamente en Nueva York por la muerte de un vendedor ambulante a manos de la policía, un asunto que le llevó incluso a pasar por los calabozos.

Hace pocos años viajó a Lesbos para ayudar en la crisis de los refugiados sirios. Sarandon sabe que su voz clara le ha granjeado antipatías e incluso enemistadoes, "no le puedo gustar a todo el mundo", admite, aunque ella prefiere utilizar su carrera profesional "antes de que ella me utilice a mí".

En esa actitud rebelde, la actriz pasará a la historia del cine con su pionero papel de fugitiva en Thelma y Louise, un éxito de taquilla de los 90 que es considerada una película de culto en la lucha del feminismo.

Ella sigue manteniendo el apellido de su primer marido, Chris Sarandon, con el consiguió estrenarse como actriz siendo aún una estudiante de Literatura. Con él estuvo casada doce años, del 67 al 79; aunque su gran amor sería Tim Robbins, doce años más joven que ella con el que estuvo unida más de dos decenios y tuvo a sus dos hijos mayores.

Desde su ruptura con Robbins ha tenido otras parejas como Louis Malle o Franco Amurri. El último en ocupar su corazón fue Jonathan Bricklin, al que sacaba más de 35 años de diferencia y superó cualquier reticencia de los medios conservadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios