Entrevista/María José Llergo, cantaora "Me ha costado guardar el secreto de que he hablado con Lola Flores"

  • La artista cordobesa da la réplica a Lola Flores en el popular anuncio de Cruzcampo

La artista cordobesa María José Llergo. La artista cordobesa María José Llergo.

La artista cordobesa María José Llergo. / NTeam

Tiene 27 años y un solo disco en el mercado, Sanación, que vio la luz el año pasado, pero la cordobesa María José Llergo, a la que muchos ven ya como el relevo de Rosalía, ha logrado un hito por el que muchos flamencos pagarían miles de euros: hablar con la mítica Lola Flores, "aunque sea de forma virtual", como explica ella. La joven artista, nacida en Pozoblanco, participa en el famoso anuncio de Cruzcampo que resucita a la Faraona para reivindicar el acento andaluz."... a todo esto lo llaman ahora empowerment, ¿no?", le dice Lola en el spot. "Sí, Lola, pero tú siempre lo llamaste poderío", contesta ella.

–El anuncio de Lola Flores lo rodaron hace un año, antes de la pandemia, y Cruzcampo lo paralizó y optó por otro más acorde al momento, '#FuerzaBar'. ¿Le ha costado tener que esperar un año para que viera la luz?, ¿esperaba esta repercusión’

–Uffff, me ha costado muchísimo guardar el secreto, porque la verdad es que sabíamos que iba a ser un bombazo, pero había que esperar a lanzarlo en el momento adecuado. Imagínese hablar con Lola Flores, aunque sea de forma virtual, y tener que callárselo (risas). Para mí es un verdadero sueño.

–A Lola le habría encantado ese mensaje de salvaguardar el acento andaluz, ¿no es así?

–Completamente, Lola fue una adelantada a su tiempo. Eso sí, lo de empowerment no sé si hubiera sabido decirlo, como sus propias hijas, Lolita y Rosario, han contado ya (risas).

María José Llergo, en un momento del spot. María José Llergo, en un momento del spot.

María José Llergo, en un momento del spot.

–Pero Lola se hubiera movido como pez en el agua con este nuevo movimiento, el empoderamiento.

–El poderío que digo yo en el anuncio, vamos. Qué mejor persona que ella para reivindicar nuestro acento, nuestra esencia, nuestras raíces... sin raíces es cierto que no somos nada, hay que agarrarse a ellas como dice Lola.

–¿Le han pedido alguna vez durante su carrera que suavizara su acento?

–Síiii. Yo estuve viviendo en Cataluña y allí un profesor de música me sugirió una vez que modelara un poco mi acento, que si no no iba a llegar a tanto público... pero nunca he cedido, jamás. Mi acento es mi identidad y tengo clarísimo lo que soy.

La cantaora, en el anuncio de Cruzcampo. La cantaora, en el anuncio de Cruzcampo.

La cantaora, en el anuncio de Cruzcampo. / NTeam

¿Hay que sentirse diva para ser una buena artista?

–De eso nada. Mire a Lola, más llana y cercana imposible. Los mejores artistas son los más cercanos, los que tratan de igual a igual, porque los artistas no somos más que nadie, somos iguales. Mi padre es electricista, por ejemplo, y nunca he considerado que mi oficio sea mejor que el suyo. El mío acarrea una exposición pública, eso sí, que no tiene él, pero aporta socialmente lo mismo que yo, o incluso más porque él ayuda a la gente, arregla cosas. Los cantantes, si acaso, intentamos arreglar el alma.

"Estamos muy poco acostumbrados a que las mujeres triunfen y enseguida creemos ver rivalidades"

–Ahora a las nuevas cantaoras que fusionan flamenco casi siempre las comparan con Rosalía. ¿Le molesta eso?

–No, nada. Que me comparen con una mujer de éxito significará que algo estoy haciendo bien. Estamos muy poco acostumbrados a que las mujeres triunfen y enseguida las comparamos a otras, a ver si creamos rivalidades, las vemos ahí aunque no estén. Pero eso a mí no me afecta; ninguna de las dos hacemos arte para destruir, al contrario, lo hacemos para construir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios