Suceso El 'Pequeño Nicolás' denuncia que unos jóvenes le dieron una paliza

  • Francisco Nicolás fue asaltado a la salida de un restaurante de Madrid y grabó a sus agresores con el móvil

Francisco Nicolás, conocido en los medios como el 'Pequeño Nicolás'.

Francisco Nicolás, conocido en los medios como el 'Pequeño Nicolás'. / Efe

El Pequeño Nicolás sufrió hace unos días una brutal paliza en el centro de Madrid al negarse a hacerse una foto con un grupo de jóvenes. Tras salir del hospital una vez solventada la rotura de la nariz que sufría, entre otras lesiones, el Pequeño Nicolás ha relatado cómo se sucedieron unos hechos que, para su fortuna, fue capaz de grabar con su móvil, lo que resultaría crucial para que la Policía detuviera a los tres agresores. "Nunca digo que no a una foto, pero no me gustó, me agarró del cuello", ha contado sobre el origen del incidente en un programa de televisión.

Francisco Nicolás, en un juicio. Francisco Nicolás, en un juicio.

Francisco Nicolás, en un juicio. / Efe

El Pequeño Nicolás había salido de cenar en un restaurante del Paseo de la Castellana, cuando un grupo de jóvenes venteañeros le reconocieron y le pidieron una foto. El que fuera un habitual personaje de la televisión accedió, pero enseguida cambió de opinión al ver que la actitud de varios de ellos tornaba en desagradable y burlesca. De ahí que, al verse agarrado por el cuello, Francisco Nicolás hiciera ademán de negarse y abandonar el lugar.

Era ya demasiado tarde, pues comenzarían los insultos, los empujones y una primera agresión que le hacía sangrar abundantemente por la nariz. Entonces el Pequeño Nicolás decidió grabar a sus agresores y llamar al 112. "Poneos los tres en fila, venid aquí, contra mí los tres", decía uno en actitud desafiante. Su amenaza no iría a mayores al intervenir un viandante y varios camareros. "Gracias, en mi vida he visto que me ayude gente", sollozaba el famoso agredido.

Luego sería otros de los tres detenidos (estudiantes de Valencia y Málaga) el que se acercaría con su móvil para inmortalizar su hazaña. "Quédate aquí hasta que llegue la Policía, mira lo que has hecho", le dice el Pequeño Nicolás con la nariz ensangrentada. Pero sólo sirve para que regrese el agresor. "A que te rompo el móvil capullo", le dice mientras golpea el teléfono. Ante el intento de retirase de Francisco Nicolás aún lanzaría una última amenaza: "¡Pero ven aquí, hijo de puta! De uno en uno, venid de uno en uno. Ven aquí que te inflo subnormal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios