Maltrato animal

Sanción firme para el cochero acusado de maltratar a su caballo

  • Por protección de datos, el Ayuntamiento no informa sobre el tipo de sanción impuesta 

El cochero, a la grupa de su caballo El cochero, a la grupa de su caballo

El cochero, a la grupa de su caballo

El Ayuntamiento de Sevilla ha sancionado al cochero que, en la madrugada del 5 de agosto de 2019, fue denunciado por maltratar a su yegua después de que el animal se cayese en la calle Zaragoza. El cochero se subió a la grupa haciendo aspavientos y se enfrentó de forma chulesca a los viandantes que le reprendían su comportamiento.

La asociación protectora de animales Animaliüs, que presentó la denuncia, ha recibido ahora una comunicación del Ayuntamiento en la que le informa de que el expediente sancionador abierto “se encuentra en estado de sanción firme desde el 9 de agosto de 2020”.

El Ayuntamiento no comunica al denunciante los detalles de la sanción porque, por protección de datos, afirma no poder facilitar información ni datos de terceros contenidos en el expediente sancionador a quien “jurídicamente no tiene la condición de interesado”.

La protectora de animales había pedido como sanción la retirada de la licencia.

El Ayuntamiento precisa que la penalización es por infracción de la ordenanza reguladora del transporte de viajeros en coche de caballos. Las infracciones en materia de maltrato animal, según recordó a los denunciantes, debía dirigirse al órgano competente, que no es el Ayuntamiento sino la Junta de Andalucía en sus consejerías de Agricultura y Pesca o Gobernación.

Las imágenes encendieron las redes sociales

Las imágenes del suceso encendieron las redes sociales: el cochero circulaba por la céntrica calle Zaragoza fuera de los horarios autorizados y su caballo se cayó al suelo. Fue ayudado por varios viandantes para incorporarlo y entonces el cochero se encaró a quienes grababan la escena, diciendo “Esto no es un circo”. Luego se subió a la grupa del animal, se incorporó varias veces y desafió a quienes le reprochan estar haciendo daño al equino.

Finalmente, se veía que una mujer sin uniforme conducía el carruaje, alejándose del lugar, momento en el que el cochero se arrancó por bulerías desde la calle.

El cochero, aparentemente, se encontraba bajo los efectos del alcohol y “mostró en todo momento una actitud chulesca ante los requerimientos de los viandantes”, afirmó la denuncia.

El caballo no presentaba daños y pudo resbalar en el asfalto

El Ayuntamiento, por denuncia de la Unidad Turística de la Policía Local, abrió expediente por posible infracción de la ordenanza reguladora del transporte de viajeros en coche de caballos. El agente denunciante manifestó que el caballo fue examinado y no presentaba ningún daño y que el animal pudo resbalar en el asfalto. Examinada su herradura, tampoco presentaba anomalías, según el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios