Relevo en la Fiscalía sevillana

Emotiva despedida a la nueva fiscal general del Estado

  • Más de un centenar de fiscales y funcionarios despiden a María José Segarra tras su nombramiento como fiscal general del Estado.

María José Segarra, agasajada en su despedida. María José Segarra, agasajada en su despedida.

María José Segarra, agasajada en su despedida. / D.S.

Más de un centenar de fiscales y funcionarios de la Fiscalía asistieron en la noche del jueves a una emotiva despedida a María José Segarra, cuyo nombramiento como fiscal general del Estado se confirmará en las próximas horas.

Segarra, aún oficialmente fiscal jefe de Sevilla, estaba esta mañana solucionando asuntos pendientes en su despacho y cerrando los últimos cuadrantes de vacaciones. Una vez superado el trámite de su aprobación en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Congreso de los Diputados, se espera que su nombramiento se produzca hoy en el Consejo de Ministros, que sea publicado mañana en el BOE y que la toma de posesión tenga lugar el miércoles.

Más de un centenar de fiscales y funcionarios de la Fiscalía se reunieron en un restaurante próximo a la sede judicial del Prado de San Sebastián para despedir a la que fue su jefa durante los últimos 14 años. Asistieron además los tres tenientes fiscales (“número dos”) de la Fiscalía bajo su mandato: Antonio Ocaña, Alfonso Demetrio Sánchez y Dolores Villalonga. No estuvo su antecesor en el cargo, Alfredo Flores, ahora consultor en un bufete de abogados.

También acudió uno de los fiscales que podrían sustituirla, Javier Rufino, en la actualidad coordinador de asuntos de Medio Ambiente y Urbanismo. El otro posible aspirante, Luis Fernández Arévalo, es ahora fiscal jefe de Huelva y no pudo acudir pero sí lo hizo la teniente fiscal de esa provincia.

El acto estaba organizado y destinado a trabajadores de la Fiscalía pero se adhirieron algunos jueces a título particular debido a su amistad de varios años con Segarra. También estuvo su marido, José Joaquín Pérez-Beneyto, magistrado en la Sala de lo Social del TSJA.

Según los asistentes, fue ante todo una reunión de amigos y por eso no hubo discursos pero María José Segarra estaba emocionada ante las las constantes muestras de cariño que recibía. Sus compañeros le regalaron un reloj y un hermoso centro de flores. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios