Actualidad

Una juez de Sevilla investiga a Guerra por posibles injurias a Torra

  • El histórico socialista sevillano llamó "nazi" al presidente de la Generalitat pocos días después de que fuera investido

El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra. El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra.

El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra. / Juan Carlos Muñoz

El Juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla ha incoado diligencias por la querella presentada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, contra el ex vicepresidente del Gobierno y ex dirigente del PSOE Alfonso Guerra por presuntos delitos de injurias graves e incitación al odio. La juez de Instrucción número 11 de Sevilla, Cristina Loma Martínez, en quien recayó la querella presentada por el presidente de la Generalitat catalana, ha abierto diligencias para investigar los hechos denunciados, en concreto unas declaraciones de Guerra en las que, según el Gobierno catalán, "profirió de forma reiterada descalificaciones gravemente ofensivas que atentan contra la honorabilidad" de Torra, ya que le llamó "nazi" días más tarde de que Torra fuera investido presidente de la Generalitat.

Torra considera que las palabras de Guerra podrían ser constitutivas de delito de injurias según los artículos 208, 209 y 211 del Código Penal y también el artículo 22.4, que recoge los agravantes por "motivos racistas, antisemitas o de otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de las víctima". Además, concluye que atribuir la condición de nazi es una afirmación "claramente insultante y vejatoria" y señala que las afirmaciones de Alfonso Guerra en ningún caso "se pueden considerar amparadas por el derecho fundamental a la libertad de expresión".

"No hay ninguna duda que la finalidad del querellado es vejar y menospreciar la imagen y la dignidad de Torra de forma totalmente innecesaria y gratuita, desacreditándolo pública y gravemente en el marco del debate político y social", recoge el escrito. El presidente catalán solicitó al juzgado que incoara las correspondientes diligencia previas, así como citar a declarar a Guerra en calidad de investigado.

El ex vicepresidente del Gobierno se ha significado durante el procès como una de las personalidades más críticas con el desafío soberanista. Por ejemplo, durante la presentación del libro El laberinto de Cataluña, escrito por el presidente del Consejo Consultivo de Andalucía, Juan Cano Bueso, Guerra comentó sobre el el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont: «Cuando lo veo, echo a correr, no está en sus cabales. Está haciendo el ridículo hasta unos límites espantosos, es un verdadero desastre».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios