Doble crimen de Dos Hermanas

Fiscal y acusación, citados para concretar los delitos del doble crimen

  • La actual pareja de la acusada confirma que consumía mucho hachís 

  • La brasileña Joyce Greyce G.S. no ha vuelto a pedir la libertad por el asesinato de sus dos vecinos

Una grúa retira el coche utilizado en el atropello Una grúa retira el coche utilizado en el atropello

Una grúa retira el coche utilizado en el atropello

El juzgado número 4 de Dos Hermanas celebrará este viernes la comparecencia prevista en la Ley del Jurado por el doble crimen de Dos Hermanas, en la que la Fiscalía y la acusación particular deberán concretar los delitos que imputan a Joyce Greyce G.S., la brasileña que el 24 de julio de 2020 mató a sus dos vecinos después de varios meses de disputas vecinales por el refugio de gatos que regentaban.

Dicho acto, previo a la apertura de juicio oral, debe contar con la presencia de la acusada y en él la Fiscalía y la acusación particular imputarán a Joyce un delito de asesinato con ensañamiento y alevosía. A continuación intervendrá el letrado de la acusada, quien manifestará lo que estime oportuno en su defensa y podrá pedir el  sobreseimiento, según establece la Ley del Jurado. Todas las partes podrán pedir entonces nuevas diligencias de investigación en caso de que las estimen necesarias.

Fuentes del caso informan a este periódico de que la juez puso fin el pasado 9 de diciembre a la ronda de testigos con la comparecencia de la actual pareja de la acusada, quien declaró que Joyce consumía mucho hachís, en línea con lo alegado por la acusada tras su detención en el sentido de que el día de los crímenes había tomado esa droga desde primera hora de la mañana -los homicidios se produjeron a las 14 horas- y que había dejado de tomar su medicación contra la depresión.

También confirmó las rencillas vecinales que venían de antiguo debido al refugio de medio centenar de gatos que gestionaban las víctimas Manuel S.D. y Cristina A.G.

El testigo mantenía con Joyce una relación de noviazgo sin convivencia y en las semanas previas al crimen se habían peleado y distanciado, por lo que no pudo relatar pormenores de lo ocurrido en los días previos al crimen que tuvo lugar el el 24 de julio de 2020 en la urbanización Vistazul de Dos Hermanas. Joyce atropelló con su coche a la pareja y luego les remató con un cuchillo y una piedra.

Poco antes había llamado a su ex pareja para que se ocupara de sus dos hijos de 12 y 14 años “si ocurría algo importante”, como así sucedió. Joyce, de 41 años, tiene otra hija mayor de edad. Los dos menores quedaron a cargo de su padre y la acusada no ha vuelto a pedir la libertad después de su primer intento en julio, según las citadas fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios