Elecciones al Colegio de Abogados

Los abogados de Sanlúcar denuncian que no cobran las guardias de Violencia de Género

  • La candidatura de Baena Bocanegra al Colegio de Abogados se reúne con compañeros de Sanlúcar, Utrera y Carmona 

  • La sala de los abogados en Carmona es utilizada como calabozo 

La candidatura de Baena Bocanegra durante la reunión en Sanlúcar la Mayor La candidatura de Baena Bocanegra durante la reunión en Sanlúcar la Mayor

La candidatura de Baena Bocanegra durante la reunión en Sanlúcar la Mayor

La candidatura de Francisco Baena Bocanegra al Colegio de Abogados de Sevilla se reunió con sus compañeros de Sanlúcar la Mayor, quienes denunciaron que no cobran las guardias de Violencia de Género y que no tienen despachos donde atender a las víctimas “con un mínimo de privacidad”.

La reunión tuvo lugar el lunes en la Casa de la Cultura de Sanlúcar durante dos horas y media. El candidato a decano, Francisco Baena Bocanegra, presentó los objetivos de su candidatura, expuestos en su web www.candidaturabaenabocanegra.com.

En el coloquio,  los abogados de ese partido judicial hicieron numerosas intervenciones en lo referente a la urgente necesidad de dignificar la abogacía. Afirmaron que desde hace tiempo la gran asignatura pendiente es el amparo a los letrados por parte de las Instituciones.

Se hizo un debate exhaustivo sobre el turno de oficio y los asistentes denunciaron que en el turno específico de Violencia de Género no tienen dependencias en el juzgado para que puedan asistir a las víctimas “con un mínimo de privacidad”.

También denunciaron la inexistencia de retribución por prestar el servicio de guardia en Violencia de Género, cuando en otros partidos judiciales sí que se retribuye esa actuación a los colegiados.

La candidatura considera que fue un acto “muy dinámico y enriquecedor”. Los colegiados de Sanlúcar la Mayor manifestaron que era la primera vez que una “Junta de Gobierno" se desplaza personalmente hasta su localidad para escuchar de primera mano a los colegiados.

La candidatura se desplazó el martes a Carmona, donde sus compañeros expresaron su descontento porque la sala que utilizan es también utilizada como calabozo para custodiar a los detenidos que esperan para declarar en el juzgado. Si un día hay detenidos, los letrados se quedan sin local donde reunirse o preparar un escrito. Ello unido a la insalubridad que en ocasiones genera esa situación.

La impresora de esa sala no funciona y el ordenador que tienen es "arcaico", según señalan miembros de la candidatura a este periódico.

Finalmente, la candidatura viajó a Utrera, el tercer juzgado con más retrasos de Andalucía. En un encuentro en el Centro Cultural Utrerano, los letrados les transmitieron su sensación de "estar desamparados por el colegio, que no presta servicio en los pueblos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios