Paternidad reconocida

Cómo se ganó el juicio sobre la paternidad de Julio Iglesias

Javier Sánchez-Santos,reconocido como hijo de Julio Iglesias, a las puertas del juzgado de Valencia. Javier Sánchez-Santos,reconocido como  hijo de Julio Iglesias, a las puertas del juzgado de Valencia.

Javier Sánchez-Santos,reconocido como hijo de Julio Iglesias, a las puertas del juzgado de Valencia. / Efe

Conseguir que el tribunal reconociera que Javier Sánchez Santos es hijo de Julio Iglesias tuvo un gran trabajo detrás. El abogado Fernando Osuna ha señalado que estuvo más de un año tratando de conseguir el ADN de Julio Iglesias. Para ello, dos detectives estuvieron trabajando en Miami para lograrlo "Hoteles carísimos, restaurantes de lujo, coches apropiados para pasar desapercibidos y otros muchos detalles. Unido al coste del avión y el estudio de la legislación USA sobre esta materia por si era de aplicación", explica Osuna que fuerob sólo algunos de los impedimientos.

A esto, según el abogado se suma el cuidado de la la cadena de custodia en las muestras u objetos tomados al hijo del cantante, Julio José Iglesias. "Ni en la obtención de la muestra biológica (objeto abandonado) ni en la obtención del perfil de ADN ni en la comparación con el perfil del cliente se ha vulnerado la intimidad de Julio José. El análisis realizado fue el menos invasivo de la intimidad personal afecto a regiones no codificantes del ADN excluyéndose la revelación o puesta de manifiesto de características personales que afectarán a la intimidad personal, mostrando una, conocida por la jurisprudencia, como identificación neutra del sujeto", explica Osuna.

Fernando Osuna, en su bufete Fernando Osuna, en su bufete

Fernando Osuna, en su bufete / Juan Carlos Váquez

El abogado recuerda que al ser esta una "prueba de informe pericial indiciaria a los efectos del 767, no se precisa autorización judicial alguna ni consentimiento ni conocimiento de Julio José". El lerado recuerda que "la doctrina constitucional admite que en determinados casos se realicen determinadas prácticas que constituyen una injerencia leve en la intimidad de las personas sin autorización judicial, particularmente en el ámbito de investigaciones por delito, siempre que se hayan respetado las exigencias dimanantes del principio de proporcionalidad".

En este caso, "la obtención del ADN del demandante a partir de su saliva se produjo con la finalidad de ser comparado con el obtenido a partir de la muestra biológica hallada en una manga utilizada en la realización de un hecho delictivo, y tenía por objeto el descubrimiento de la persona que había utilizado la mencionada manga en la perpetración de unos hechos delictivos de notable gravedad como lo son los de daños terroristas por los que finalmente fue condenado el demandante. De ahí que no quepa dudar de la concurrencia del fin legítimo en la medida adoptada por la policía judicial", señala Osuna.

Medidas proporcionales

A todo esto se suma "el respeto al principio de proporcionalidad de la medida enjuiciada exige, tal como ya hemos avanzado, constatar que la medida adoptada sea susceptible de conseguir el objetivo propuesto (juicio de idoneidad); necesaria, en el sentido de que no exista otra medida más moderada para la consecución de tal propósito con igual eficacia (juicio de necesidad); y, finalmente, que sea ponderada o equilibrada, por derivarse de ella más beneficios o ventajas para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto (juicio de proporcionalidad en sentido estricto)".

Fernando Osuna reconoce que la obtención de ADN fue complicada al intentar en un principio cogerlo en España. "No venían, tardaban en venir. Cuando llegaban no daba tiempo a seguirlos o era imposible acercarse a ellos. Pasaba el tiempo, el desánimo cundía. Un día , un mes, un trimestre, seis meses , un año……., nada..Decidimos mandar a los detectives a USA. Era muy caro, pero no imposible."

Demanda anterior

Aunque existía una demanda de paternidad anterior por parte de Javier Santos respecto a Julio Iglesias, "actualmente si existen nuevos elementos que permiten una nueva valoración de todos los datos aportados con anterioridad y que no pudieron ser objeto de examen a la hora de dictaminar la sentencia. Ésta no puede realizarse sobre pruebas que ya se encontrasen en poder del tribunal , pero sí podría realizarse sobre nuevas pruebas como es el caso actual al disponer de una prueba de ADN coincidente".

En la propia legislación se recoge la posibilidad de reabrir un caso con sentencia firme, siempre que se funde en nuevos hechos o pruebas, como podría ser como en este caso la prueba biológica que durante el proceso anterior no se pudo realizar ante la negativa del progenitor. Además, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por su parte, ha defendido en multitud de ocasiones el derecho que tiene un niño a conocer quien es su padre, en base a The Children Act al determinar el derecho que tiene un hijo a conocer la identidad de su padrepor encima de la normativa nacional.

Las reglas de la paternidad vienen desarrolladas en The Children Act, que establecen que el propósito de la paternidad es asegurar los mutuos derechos entre padre e hijo. En concreto, el efecto legal más importante es que el padre tiene el deber de mantener a un hijo, el derecho de preocuparse y cuidar el uno del otro, el hijo puede tomar el apellido del padre y tener la misma nacionalidad que él.

Sobre la sentencia que reconoce la paternidad de Julio Iglesias, el abogado es claro: "Si Julio Iglesias es padre de Javier Santos , ahí está la prueba de ADN coincidente al 99 %. La Justicia en este caso, no en otros, tiene que ceñirse o ir de la mano de la ciencia y no al revés. ¿Por qué no viene el cantante a hacerse voluntariamente la prueba de ADN? La respuesta es bien sencilla, sabe que el análisis genético lo va a convertir en padre. La cosa juzgada en estos casos decae, no prevalece. Hay que averiguar la verdad científica, la verdad material, saber si una persona es hijo de otro. Esta afirmación la mantienen los tribunales europeos y españoles".

"Los tribunales de justicia lo tienen muy claro acerca de la obstrucción a la justicia por tantos padres como hay reticentes a pasar por la prueba de ADN. Es que sería muy fácil ganar el padre al hijo. Bastaría con no acudir a la prueba de ADN. La legislación y los jueces atacan frente al posible veto o bloqueo a averiguar la paternidad. Castigan la negativa", explica

Para el abogado hay dos momentos principales durante el proceso judicial. La primera fue la admisión a trámite por el juzgado de Valencia. "Dábamos saltos de alegría", afirma. El segundo, recuerda Fernando Osuna fue cuando el juez le dio seriedad a la prueba de ADN conseguida a Julio José Iglesias y tampoco consideró la prohibición de reabrir el caso de paternidad de Julio Iglesias.

Más casos de paternidad

Aunque Fernando Osuna es conocido por ganar casos de demanda de paternidad de famosos, no todos salen a la luz. "Hemos tenido la satisfacción de alcanzar el éxito sin presentar la demanda de paternidad. Han sido padres muy famosos, aún lo siguen siendo. Han preferido llegar a un acuerdo con los hijos biológicos y evitar las molestias e inconvenientes de la demanda y un proceso judicial".

Claves para conseguir la victoria

Fernando Osuna señala que hay muchas pruebas de fácil obtención y de poco valor económico.

  • Cartas manuscritas del padre a la madre reconociendo su paternidad. Ya no se suelen mandar cartas. Antes de 1980 eran muy frecuentes.
  •  Whatsaps en el mismo sentido que lo anterior, es decir el padre que se lo manda a la madre y le habla del hijo.
  •  Fotos.
  •  Parecido físico entre padre e hijo, o entre hermanos.
  • Aportaciones económicas del padre a la madre o al hijo. Muchas veces dejan rastro.
  • Testigos que sepan de la relación entre el padre y la madre.
  • Coincidencia en el mismo trabajo.
  • La más importante y la que no admite dudas es el ADN conseguido por detective sobre el presento padre. El problema es que es cara y muchos hijos no tienen medios para pagar al detective.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios