Macrocausa de la mafia del taxi La juez imputa a Cabrera no actuar contra el monopolio del aeropuerto y el delegado lo niega

  • El delegado de Seguridad y Movilidad niega una "relación de amistad" con el ex presidente de Solidaridad del Taxi Enrique Filgueras

  • Rechaza haber dado instrucciones a los funcionarios para que quitaran multas o no tramitaran algunos expedientes

Comentarios 22

La juez de Instrucción número 8 de Sevilla, Reyes Flores, que instruye la macrocausa por la presunta mafia del taxi, ha atribuido este jueves al delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, un delito de prevaricación omisiva por no haber actuado presuntamente para frenar el monopolio de la parada del aeropuerto de San Pablo y ante los altercados producidos con los Vehículos de Transporte Concertado (VTC). 

En su declaración como investigado, que se ha prolongado por espacio de algo menos de una hora y en la que la Fiscalía no ha formulado ninguna pregunta, Juan Carlos Cabrera ha negado esa supuesta "permisividad" y ha presumido de ser "el único delegado en los últimos 20 años que ha puesto tantas medidas" para organizar, controlar e inspeccionar el servicio del taxi, según ha expuesto el propio concejal socialista a los periodistas al término de su declaración.

Al inicio de su comparecencia, la instructora le ha recordado que su declaración en calidad de investigado viene motivada para darle "mayores garantías" de defensa, y le ha expuesto de forma genérica esa presunta prevaricación con carácter omisivo, por no haber actuado contra el monopolio de la parada y los altercados con los vehículos de VTC. 

Cabrera ha negado "absolutamente" que tenga una relación de amistad con el ex presidente de la Asociación Hispalense de Solidaridad del Taxi Enrique Filgueras -que también figura como investigado en la macrocausa, al igual que la propia asociación-, y también ha rechazado un testimonio recogido de forma anónima en uno de los atestados policiales -aunque posteriormente ha sido corroborado por uno de los dos testigos protegidos que hay en la causa- respecto a que como delegado habría dado instrucciones a los funcionarios para que quitaran algunas multas o no tramitaran determinados expedientes.

Defiende que se han tomado "muchísimas medidas"

Sobre el primero de los extremos, Cabrera ha reconocido que ofició la boda civil de Enrique Filgueras, pero ha insistido en que no tiene ninguna relación de amistad con él, y ha lamentado que la Brigada de información "haga conclusiones a resultas de una foto en la que oficia la ceremonia en un banquete", porque era una "celebración-banquete y lógicamente estuvo en el banquete el tiempo que protocolariamente" tenía que estar. "Eso es muy desmontable con hechos como los que yo he narrado porque no sólo yo, mi equipo, con la dirección del alcalde, se han tomado muchísimas medidas, dentro de las competencias que tenemos que son la organización del servicio, la inspección, la sanción, y la Policía Local, las funciones que tiene como policía administrativa para que se cumplan las ordenanzas en la inspecciones de los vehículos, en el cumplimiento de las tarifas, que no haya cobros abusivos y en los tratos al cliente".

El delegado ha señalado que cuando falleció la madre de Filgueras fue a verlo porque creía que debe hacerlo, porque "eso es lo hace una persona de bien, y si eso lo llama la Brigada de Información una relación de amistad, no lo es. Los amigos los elijo yo y amigo es otra cosa. La Brigada de Información que no haga conclusiones que pongan en duda mi honestidad porque, lo vuelvo a decir, a mí me enseñaron mis padres a ir con la cabeza bien alta y voy a seguir con la cabeza bien alta".

El concejal ha insistido en que no se puede concluir que por haber oficiado la boda civil de Filgueras es "amigo y presumiblemente está permitiendo todo", cuando ha defendido que el Ayuntamiento no ha adoptado una actitud pasiva en el conflicto del taxi.

Así, Cabrera ha dicho que ha expuesto a la juez el "sinfín o batería de medidas" que su delegación ha adoptado en los tres años y medio que lleva al frente para "al menos ejercer la autoridad que tienen dentro de la parada del aeropuerto, desde el punto de vista administrativo y del cumplimiento de las ordenanzas municipales". Entre las medidas, ha citado el reforzamiento del personal del Instituto del Taxi, la unidad de Policía Local desplegada en el aeropuerto, y las "6.000 horas extraordinarias" que se han abonado a los funcionarios del Instituto del Taxi para que trabajen por las tardes en la tramitación de expedientes, ya que, según ha precisado Cabrera, en este mandato se han tramitado "más de 700 expedientes" y cuando llegó "se encontró en el cajón más de 300 expedientes sin tramitar". También se ha referido a las peticiones que han realizado a Aena en relación con las señalizaciones de la parada del aeropuerto, las cámaras, etc.

En cuanto a que no se tramitaran expedientes o se quitaran multas, el concejal ha afirmado que ese testimonio está "ensuciando a muchos funcionarios", a los que ha defendido porque se les está poniendo en duda por "alguien que está en el anonimato" y que está "manchando el nombre de los funcionarios. Los políticos por desgracia tenemos que soportar muchísimas cosas, sin tener que soportarlas, pero los funcionarios hay que dejarlos al margen, y ese testigo está poniendo en duda el oficio, la profesionalidad y la honestidad de los funcionarios a los que se le presume que algunas multas las hayan quitado o algunos expedientes no se hayan tramitado".

Cabrera ha negado esas órdenes recordando que el delegado "tampoco está encima de esas competencias porque para eso están los institutos, las dependencias, las secciones con sus funcionarios a cargo" y él con cuatro delegaciones lo que hace es una labor de dirección "política, poniendo medios".

El edil ha añadido que "no va a permitir" que alguien desde el anonimato afirme que ha "dado instrucciones para prevaricar a ese funcionario, quitando las sanciones o dejando de tramitar expedientes. No lo voy a consentir nunca, menos si tiene nombre y apellidos, pero muchísimo menos si está bajo el anonimato".

Por último, Cabrera ha sido preguntado por la implantación del turno rotatorio en el aeropuerto, que una sentencia del TSJA ya apuntó en su momento como una solución, y en este sentido ha recordado que se trata de una decisión del Ayuntamiento, que podía decidir implantarlo o no.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios