Reyes Vila Pariente, candidata sevillana al CGPJ

“Los juzgados con macrocausas deben tener medios suficientes para evitar la sensación de impunidad”

  • “La juez que lleva bien su juzgado y cuida a sus hijos tiene poco tiempo para ascender”

  • “Hay diferencias territoriales en Justicia y Andalucía no es de las mejor situadas”

Reyes Vila Pariente, en su juzgado de cláusulas suelo Reyes Vila Pariente, en su juzgado de cláusulas suelo

Reyes Vila Pariente, en su juzgado de cláusulas suelo

Reyes Vila Pariente es la única representante de Sevilla candidata a vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que se renueva en diciembre. Juez de cláusulas suelo de Sevilla y avalada por la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), aboga por un CGPJ que ampare más a los jueces cuando son atacados. También le gustaría un Consejo más “moderno y ágil” en su política de comunicación y que sepa transmitir a la sociedad que el poder judicial es realmente independiente. Reclama medidas reales de conciliación familiar porque la juez que cuida a sus hijos y lleva bien su juzgado tiene poco tiempo para asistir a los cursos que le darán el “mérito y capacidad” necesarios para ascender. Aboga por dotar de medios necesarios a los juzgados y tribunales que investigan las macrocausas para “sacarlas adelante y no generar sensación de impunidad”.

-¿Qué proyecto ha presentado para ser elegida vocal del CGPJ?

-Creo que la función primordial del CGPJ es velar por la independencia del poder judicial. El poder judicial, pese al sistema que tenemos, es absolutamente independiente. Pero tiene que existir un procedimiento de elección más transparente y más objetivo mediante la votación por los propios compañeros. La designación parlamentaria pone en cuestión su independencia, por eso es una reivindicación de toda la carrera judicial que los doce vocales jueces sean votados por sus propios compañeros y no por los partidos políticos. Esta deficiencia debe paliarse con un Consejo lo más transparente posible, que funcione de la manera más independiente posible y que además sea capaz de transmitir a los ciudadanos que esa independencia realmente existe.

-También aboga por la “transversalidad” en las políticas de igualdad.

-La carrera judicial en España es mayoritariamente de mujeres pero no hay casi presencia femenina en los tribunales superiores y órganos de gobierno. Esto sucede porque los requisitos de “mérito y capacidad” no consisten solo en llevar bien tu juzgado. Se alcanzan asistiendo a cursos y formándose, es decir, con tiempo. Las juezas  van a cursos de formación cuando sus hijos son mayores. La conciliación y la igualdad no deben verse como algo solo de mujeres, de hecho es ya un clamor internacional.

-¿Qué medidas concretas propone?

-Por ejemplo, excusar a las juezas de guardias en caso de embarazo y lactancia o que durante la baja por maternidad perciban un prorrateo de lo que habrían cobrado por guardias, como sucede con las médicas.

La incorporación de la mujer a los escalafones superiores debe ser vista como reflejo no solo de la sociedad española sino de la realidad de la propia carrera judicial.

-¿Cómo se puede velar por la independencia del CGPJ?

-Debe estar cerca de los jueces a los que gobierna, darles amparo y protegerles en el desempeño de su función frente a los ataques. Eso no supone cercenar a la opinión pública ni el debate, sino que cuando haya una cuestión que afecte a los juzgados en casos mediáticos, el Consejo proporcione las bases para que el debate jurídico sea enriquecedor y no se opine de forma espuria.

-¿Cómo luchar contra esos comentarios tendenciosos?

-Fomentando un Gabinete de Prensa más moderno y ágil en cuanto a la forma de comunicación para dar esa respuesta que la sociedad quiere. No ser un órgano cerrado que no salga en amparo de los jueces para defender la actuación judicial o cuanto menos su independencia.

-¿El actual CGPJ sale pocas veces en defensa de sus compañeros?

-Muy pocas. De hecho la mayoría de los compañeros no piden amparo aunque existe un procedimiento, que prácticamente no se usa. Y eso pese a que estamos hartos de ver en prensa que incluso se han metido en la vida privada de compañeros que lo que único que están haciendo es su trabajo.

-Otro de sus objetivos es recuperar la representación territorial.

-Es una de las medidas que propongo, la conveniencia de fomentar la figura del vocal territorial. Por una sencilla razón, porque el  territorio nacional es tan amplio que el vocal de un territorio tiene un conocimiento más directo y cercano a los órganos judiciales. 

Que los jueces sientan que el Consejo sabe de tus necesidades y que te atiende, con independencia de que luego las pueda satisfacer o no.

-¿Existen diferencias territoriales en cuanto a la Justicia?

-Desde luego, y Andalucía no es de las que está en mejor situación, aunque las hay peores. Tiene una “ratio” muy desproporcionada respecto a otros territorios y mucha sobrecarga de trabajo.

-¿Qué opina sobre la avalancha de macrocausas en los juzgados y Audiencia de Sevilla?

-Hay que dotar a  esos juzgados de la totalidad de medios para resolver esas causas con garantías y que no se genere una sensación de impunidad.

-¿Qué propone en cuanto a organización de los juzgados?

-La modernización de la Justicia es esencial mediante la revisión de la planta judicial, el impulso a los tribunales de instancia y el proceso de digitalización, aunque ahora se están digitalizando los juzgados a espaldas del juez. Soy partidaria de mantener el juez decano, que hoy en día es el único a quien elegimos los compañeros.

También hay que impulsar la mediación porque hoy en día se pierde mucha energía en el juzgado y no se da una respuesta adecuada al ciudadano. Y también potenciar la atención a la víctima, que no viene por gusto. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios