Clubes de Cannabis

La marihuana 'más o menos' reglada

  • Rull y Zalba consigue una sentencia absolutoria contra tres miembros de un club de cannabis sevillano por un delito contra la salud pública

Una plantación de marihuana Una plantación de marihuana

Una plantación de marihuana / EFE

"Hay una estigmatización del consumo de marihuana y, bastante hipocresía al respecto" que hace que la creación de los clubes de cannabis estén continuamente en el punto de mira. "Todo producto de la falta de legislación existente", afirma con rotundidad el abogado Luis Rull, del despacho Rull y Zalba. Lo único que está claro es que la ley no penaliza el autoconsumo "del mismo modo que no penaliza a quien toma Valium, Orfidal o se emborracha".

Esta firma sevillana de abogados asesora legalmente a cerca de 80 clubes de cannabis de toda Andalucía y ha conseguido la absolución del delito contra la salud pública y de otro de tenencia de armas prohibidas para tres responsables de un club de cannabis de la provincia de Sevilla. "Una de las claves que nos ha permitido tener un fallo favorable está en que conseguimos demostrar que no existía enriquecimiento y que tenían toda la documentación en regla", explica Rull.

José Luis Rull José Luis Rull

José Luis Rull / M. G.

Desde Rull y Zalba insisten en que para evitar los problemas, las personas que quieran organizar un club de este tipo deben tener en cuenta que es un círculo cerrado. El Supremo considera que la cantidad de cannabis que se aprecia como "norma"  para el autoconsumo es de unos 15 gramos al día y de 20  a 250 gramos de acopio. "Tomando esto como base, se calcula el número de plantas que se tienen que sembrar, las medidas del terreno, que no sea visible al público, y teniendo en cuenta el ciclo de la planta, el periodo de cultivo. Una vez recogida, el proceso de transporte y reparto también debe estar correctamente documentado", explica Rull. En los últimos años ha crecido exponencialmente la creación de este tipo de clubes, sobre todo entre finales de 2018 y principios de 2019. 

Sentencia absolutoria

En la sentencia del Juzgado de lo Penal número 10, que estaba referida a un club de cannabis de la provincia, se absuelve a tres de los integrantes de esta asociación de un delito contra la salud pública en su modalidad de "sustancias que no causan grave daño a la salud" y otro de tenencia armas prohibidas

Según explicó el abogado que llevó la defensa, Luis Rull, los hechos comenzaron en un registro realizado en la sede de la asociación donde el grupo de estupefacientes de la Policía Judicial encontraron más de 75 kilos de marihuana, además de una defensa eléctrica "que durante el juicio no se pudo comprobar si funcionaba realmente".

Además el letrado confirmó que aunque la policía había vigilado el club "no pudo apreciar la existencia de menudeo y en el registro no se encontraron ni dinero ni joyas por lo que no hay ningún indicio de tráfico ilegal de drogas".

La sentencia recoge que los acusados han reconocido que la marihuana incautada en su finca les pertenece, "si bien mantienen que lo plantado era para ellos, asi como para el resto de los socios", cada uno de los cuales plantaba entre tres y cinco. Ellos mimos se ocupaban de cuidar y obtener el producto para el consumo propio.

Planta de marihuana en una maceta Planta de marihuana en una maceta

Planta de marihuana en una maceta / EFE

En este club de cannabis había 10 socios y en la causa se incluían como prueba documental nueve contratos de previsión de cultivo en los que se manifestaba la cantidad que se va a consumir en el periodo de 6 meses. El abogado mostró su sorpresa de que, a pesar de haber facilitado los datos de los socios, "estos no fueron citado a declarar".

Y es que con los clubes de cannabis y las sentencias judiciales hay donde elegir. Rull cuenta como en Marbella, tras quedar demostrado que la intervención policial en el local no fue reglamentaria al hacerla sin orden judicial, la fiscal solicitó que el local se destinara a vivienda. "La jueza ha contestado afirmativamente a la petición de Fiscalía, así que ahora, después de un registro sin autorización, los socios han perdido el local y la maquinaria utilizada, puesto que la magistrada ha ordenado la venta de las herramientas", comenta Rull.

Hacienda

Luis Rull explicó que en los últimos tiempos se ha abierto un nuevo frente ante estos clubes. Hacienda está abriendo inspecciones para ver su tratamiento fiscal. "Ahora mismo son Sociedades Limitadas salvo por la presentación de los documentos fiscales en el registro Mercantil", afirma.

Documentación necesaria

Para evitar los posibles problemas, cuando se decide constituir un club de cannabis, además de registrarlo como asociación en la Junta de Andalucía, es aconsejable buscar asesoramiento legal. Rull tyy Zalba aesora a unos 75 clubes de cannabis de toda Andalucía. Aunque cada asociación tiene su particularidad, existen una serie de cuestiones comunes. "Todos los socios deben tener un contrato de previsión de cultivo, algunos lo hacen mediante un perito y otros con una declaración judicial. Lo normal es que los miembros insten a la junta directiva a buscar una parcela donde realizar la plantación".

Una vez aclarado el número de plantas y donde sembrarlas, hay que tener en cuenta que también es necesaria la documentación del transporte de la marihuana desde la plantación hasta el club. "Además de llevar la mercancía precintada e identificada, los vehículos debene tener una hoja de ruta y la documentación de la asociación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios