Agresión sexual

Condenado a seis años por violar a una joven y amenazarla con "lo de Marta del Castillo"

  • La Audiencia de Alicante aprecia al acusado, no obstante, una circunstancia atenuante de embriaguez

Mazo de un juez en un juicio. Mazo de un juez en un juicio.

Mazo de un juez en un juicio. / D.S.

Comentarios 2

Un tribunal ha impuesto seis años de cárcel a un hombre de 27 años por la violación a una joven en la localidad de Jalón (Alicante) y amenazarla tanto a ella como a una amiga con repetir "lo de Marta del Castillo".

Según la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Alicante, a la que ha accedido Efe, al hombre, D. G. C., nacido en Vigo (Pontevedra), se le imponen los 6 años por la violación con la atenuante de embriaguez.

Del mismo modo se le aplica la prohibición de acercarse a menos de 300 metros a la víctima durante 5 años, una vez que cumpla la pena de prisión, así como al pago de 12.000 euros por el daño moral a la víctima y 400 más por las lesiones sufridas durante la agresión sexual.

Además, por el delito de amenazas, calificado de leve, se le añaden dos meses de multa con una cuota diaria de 6 euros.

Los hechos ocurrieron durante la noche del 30 de noviembre de 2016 cuando el acusado y la víctima abandonaron juntos el pub de Jalón donde acababan de conocerse durante una fiesta.

El hombre pidió a la víctima que le acompañara al coche a coger tabaco sobre las 22.30 horas y la joven manifestó a sus amigas que regresaría enseguida.

Sin embargo, el individuo se colocó al volante y arrancó ante la sorpresa de la joven y, sin previo aviso, lo aparcó en un lugar apartado de las inmediaciones para, a continuación, obligar a la chica a hacerle una felación antes de arrancarle la ropa y violarla contra su voluntad y con gran brusquedad.

La víctima, que estaba aterrorizada y no dejaba de llorar, logró pedir auxilio a sus amigas por WhatsApp antes de que el presunto violador la dejara de vuelta en las inmediaciones del pub.

Al cabo de un rato, el condenado realizó varias llamadas desde su teléfono a una amiga de la víctima, una chica llamada Marta de la que tenía el número.

Las llamadas quedaron sin responder, pero el teléfono recibió varios mensajes de audio donde el acusado decía entre otras cosas "te voy a matar" y "voy a por ti, Marta, lo primero que voy a hacer contigo es una Marta del Castillo".

Esas expresiones, que hacían alusión a la joven Marta del Castillo -asesinada en Sevilla en 2009 y cuyo cadáver sigue sin aparecer-, iban dirigidas a ambas chicas y tenían por objeto amedrentarlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios