Corrupción de menores

Absuelto un presunto pederasta que pasó 9 meses en prisión preventiva

  • La Fiscalía pidió para él 10 años de cárcel por abusar de un niño que jugaba con una videoconsola en una tienda

Sala de vistas de la Sección Primera de la Audiencia Sala de vistas de la Sección Primera de la Audiencia

Sala de vistas de la Sección Primera de la Audiencia

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un hombre que pasó nueve meses en prisión preventiva por presunto abuso sexual y corrupción de menores de un niño de 11 años al que abordó en un centro comercial cuando jugaba con una videoconsola. La Fiscalía pidió para el acusado diez años de cárcel y el pago de una indemnización de 3.000 euros.

La sentencia de la Sección Primera, a la que tuvo acceso este periódico, se basa en que el menor y su madre están en paradero desconocido y no pudieron ser citados para el juicio ni tampoco declararon en el juzgado durante la fase de instrucción. La única prueba, en consecuencia, es lo manifestado por el niño a la Policía, que no coincide con lo que relató a un empleado del centro comercial.

El acusado A. M. R., de 39 años, estuvo privado de libertad por esta causa desde el 2 de diciembre de 2016 al 25 de agosto de 2017 y el fiscal pidió para él  cinco años de prisión por abuso sexual y otros cinco por corrupción de menores, aplicando la agravante de reincidencia.

Los hechos denunciados ocurrieron sobre las 15:30 horas del 16 de noviembre de 2016, cuando el niño de 11 años jugaba con una videoconsola de la tienda. Según la declaración del menor ante la Policía, se le acercaron dos hombres,  uno de ellos le enseñó un billete de 20 euros y le preguntó “si quería ganárselos" yendo a dar una vuelta con él en su coche o "quedar más tarde para seguir charlando”. Según esa declaración, cuando el menor dijo que no le interesaba el acusado empezó a tocarle el pene y las nalgas.

Entonces se acercó otro cliente y los individuos se alejaron unos metros, pero cuando el niño se volvió a quedar solo el acusado se le acercó de nuevo, le dijo que era muy guapo, que le gustaba mucho, volvió a tocarle los genitales y le ofreció ir los tres juntos al servicio de caballeros que había en la planta baja, a lo que se negó el denunciante.

La sentencia explica que en la grabación de las cámaras de seguridad, que fueron visionadas en el juicio, no se aprecian los citados tocamientos.

El vendedor del establecimiento no presenció los hechos pero relató que el niño no le habló de tocamientos sino de que los dos individuos le habían ofrecido dinero a cambio de que fuera con ellos al cuarto de baño y les masturbara.

Así pues, la Audiencia solo considera demostrado que el acusado se dirigió al menor, entabló conversación con él y luego se marchó de la tienda. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios