Delito contra la salud pública Condenados por contaminar el agua potable de un centro de diálisis

  • El empleado de limpieza manipuló una llave para tener más potencia y olvidó cerrarla 

Una depuradora de Emasesa Una depuradora de Emasesa

Una depuradora de Emasesa

Comentarios 1

El director y dos  empleados de una empresa de aceitunas han sido condenados a seis meses de cárcel cada uno por contaminar el agua potable de Emasesa, en una incidencia que afectó al suministro de un Centro de Diálisis y que costó solventar 9.259 euros.

Una sentencia del juzgado penal 12, a la que tuvo acceso este periódico, indica que la incidencia ocurrió el 26 de noviembre de 2012, cuando Emasesa recibió aviso del Centro de Diálisis de Bellavista manifestando que el agua que recibían “tenía mal sabor y conductividad muy elevada”. 

Los técnicos de la empresa municipal comprobaron que tanto en el Centro de Diálisis como en un concesionario de vehículos próximo los valores de calidad del agua presentaba parámetros alterados en conductividad, metales (hierro, aluminio y manganeso) e indicadores de contaminación microbiológica.

Los técnicos observaron que desde una empresa dedicada al envasado y exportación de aceitunas, situada en el kilómetro 547 de la carretera Madrid—Cádiz, se estaba  produciendo una inyección o entrada de agua en las redes de abastecimiento, contaminando el agua y haciendo que sus valores fueran “incompatibles con la potabilidad”.

De inmediato se cortó el suministro y se comprobó que la inyección de agua se había producido debido a la manipulación de una llave por parte de un empleado, Mousin E.B., que la abrió para tener más potencia de agua en labores de limpieza  y olvidó cerrarla al final de su jornada laboral.

Una inspección en el patio de la empresa mostró la existencia de tres bypass, dotados de llave de corte, del agua procedente del pozo con otra red contra incendios, que a su vez estaba conectada directamente con la red de agua potable de Emasesa.

Al olvidar cerrar dicho llave, ambas redes estuvieron comunicadas desde la mañana del 24 de noviembre hasta la mañana del 27 de noviembre de 2012, debido a la mayor presión que aportaba la bomba instalada en el pozo.

Los condenados por un delito contra la salud pública son este empleado de limpieza, el director Miguel Angel G.B. y el encargado de mantenimiento, Rafael S. V., que cuando se detectó el problema “no actuó con la debida diligencia, al recibir la llamada telefónica del vigilante, ya que no permitió el acceso a los técnicos de Emasesa, alargando el problema”.

La rápida detección del problema y el cierre de la acometida de la empresa, junto con la actuación del Departamento de Redes, evito declarar la alerta sanitaria en la zona afectada, precisa el fallo.

Para solventar el filtrado a las aguas de la red de abastecimiento general, Emasesa tuvo que realizar tareas de purga, limpieza y desinfección que se han peritado en 9.259 euros, que la empresa ya ha pagado a Emasesa y por ello los tres condenados se han beneficiado de la atenuante de reparación del daño.El juicio no llegó a celebrarse ante la conformidad de los procesados. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios