EN EL SALÓN DE GINEBRA

Los fabricantes de coches ‘tiran de las orejas’ al Gobierno

  • Los fabricantes piden un pacto de estado para defender al automóvil y piden a los políticos que dejen de criminalizar a los motores de combustión.

Los fabricantes de coches ‘tiran de las orejas’ al Gobierno Los fabricantes de coches ‘tiran de las orejas’ al Gobierno

Los fabricantes de coches ‘tiran de las orejas’ al Gobierno

Una gran parte de los máximos responsables de las principales marcas de coches se ha mostrado críticos frente al Gobierno de Pedro Sánchez por sus continuas declaraciones en contra de los coches diésel, su apuesta por los coches eléctricos y la presentación, en los últimos días de un plan de ayuda al automóvil.

Este ha sido, al menos, el sentimiento recogido por un buen número de los dirigentes españoles de compañías del automóvil consultados durante la pasada celebración del Salón de Ginebra.

Un buen ejemplo de ello es el del presidente de Anfac (la patronal de los fabricantes), José Vicente de los Mozos, quién ha señalado que el plan estratégico de apoyo al sector de automoción es un "brindis al sol" y, también, es "inmaduro".

Según De los Mozos, es un texto al que le falta convicción y que no trata el problema actual del sector de la automoción: la caída de las matriculaciones. Las ventas de turismos y todoterrenos en España acumulan seis meses de bajadas (desde septiembre del año pasado). "Si tenemos un mercado débil no se favorece a nuevas adjudicaciones", ha advertido.

En declaraciones el directivo ha reclamado un Pacto de Estado que refuerce el papel de la industria de automoción, que representa el 10% del PIB. "Hay que trabajar a futuro, pero desde ya, y luego hablar de 2040. Partimos de que España está en déficit de infraestructura (de recarga) respecto a otros países europeos. Pongámonos al nivel. La infraestructura público-privada es necesaria si se quiere que los vehículos de cero emisiones sean una realidad", ha subrayado.

Prototipo presentado por Nissan. Prototipo presentado por Nissan.

Prototipo presentado por Nissan.

En este sentido, ha destacado que también falta ordenamiento y que debe haber una legislación nacional en torno al automóvil, y que no cada comunidad autónoma tome sus propias decisiones, como ha sido el caso de Baleares, que restringirá el diésel desde 2025.

Volkswagen pide medidas más ambiciosas

Por su parte, la directora general de Volkswagen España, Laura Ros, ha reclamado medidas estructurales para el automóvil y planes de incentivo a la compra de vehículos eléctricos más "ambiciosos" y con mayor estabilidad en el tiempo.

Ros ha destacado que la "intermitencia" no es buena para el mercado y que se deben aprobar planes de ayuda a la adquisición de vehículos alternativos que no se agoten en cuestión de días para que no se produzca una retención de la demanda.

Prototipo presentado en Ginebra. Prototipo presentado en Ginebra.

Prototipo presentado en Ginebra.

En una entrevista concedida en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, la directiva ha señalado también la necesidad de que se produzca un cambio en la fiscalidad del automóvil y que se establezcan unos impuestos más orientados al uso, proporcionados a las emisiones que generen los vehículos.

Igualmente, la directora general de Volkswagen ha resaltado la importancia de que se devuelva la confianza al consumidor con mensajes de certidumbre por parte de las administraciones, en un contexto en el que no sabe qué coche comprar debido a posibles prohibiciones de circulación.

"Los motores de combustión actuales son eficientes en términos de emisiones. Los fabricantes hacemos inversiones muy importantes para conseguir que nuestros motores de gasolina y diésel sean eficientes", ha defendido.

En este sentido, ha indicado que lo que necesita el mercado automovilístico español es un plan de renovación centralizado, ya que es el segundo más antiguo de Europa con una edad media de 12 años. "Necesitamos una regulación 100% alineada con las normativas que está imponiendo Bruselas, que ya son suficientemente ambiciosas", ha apuntado.

Por otro lado,  la directiva se ha mostrado preocupada por las caídas experimentadas en las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España, con seis meses consecutivos de bajadas. "Hay cierta demanda retenida porque el cliente está viviendo con incertidumbre ciertos mensajes que se han lanzado desde varios sectores, como la Administración central o las autonomías", ha añadido.

La tecnología actual se mantendrá en el tiempo

El presidente y consejero delegado de Toyota España, Miguel Carsi, ha defendido que se debe hacer ver al consumidor que la tecnología actual se mantendrá en el tiempo, subrayando que se deben evitar mensajes de incertidumbre que generen una caída en la demanda de vehículos.

"Los mensajes de confianza son siempre importantes. Es lo que ayuda a que el cliente se decida a comprar. En Toyota, apostamos por la hibridación como tecnología de presente y futuro, y también por el hidrógeno. Hay que tratar de hacer ver que la tecnología actual se va a mantener en el tiempo", ha señalado.

Según Carsi, el escenario macroeconómico actual, con un posible Brexit duro, y las próximas elecciones del 28 de abril son algunos factores que están reteniendo la decisión de compra de los consumidores.

El mercado español de turismos y todoterrenos acumula seis meses consecutivos de matriculaciones con caídas y, para el directivo, el sector de automoción español necesita planificación y medidas sostenidas en el tiempo. "Se pueden hacer progresos muy importantes de manera coordinada", ha apuntado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios