Ventas

El último mes fue el peor desde que empezó la pandemia

  • Las matriculaciones de turismos cerraron enero con sus peores datos desde mayo de 2020, al situarse en 41.966 unidades, una caída interanual del 51,5 por ciento, según han informado la asociación de fabricantes ANFAC y las de distribuidores FACONAUTO y GANVAM.

El último mes fue el peor para las ventas desde que empezó la pandemia El último mes fue el peor para las ventas desde que empezó la pandemia

El último mes fue el peor para las ventas desde que empezó la pandemia

Según han informado las asociaciones de fabricantes ANFAC y de distribuidores FACONAUTO y GANVAM, las ventas de turismos del mes de enero se han situado en 41.966 unidades, con una caída interanual del 51,5 por ciento. Con este resultado, este mercado retrocede a números de pasado mes de mayo, cuando España aún estaba confinada para combatir la primera ola de la pandemia. Ese mes se matricularon 34.337 unidades, lo que supuso una caída del 72,7 por ciento interanual. 

"Arrancamos el año con el volumen más bajo desde que hay estadísticas" (1989), ha recalcado la directora de Comunicación de GANVAM, Tania Puche, quien también ha señalado que, para encontrar un mes de enero más o menos similar, hay que retroceder hasta 2013, cuando España se encontraba en plena crisis financiera y aún así se comercializaron en torno a 49.000 unidades. 

Su homólogo de FACONAUTO, Raúl Morales, ha reconocido que aunque "enero no suele ser un mes que destaque", en esta ocasión "el mercado de automoción prácticamente desapareció", lo que pone de manifiesto "el delicado momento que atraviesa el sector". 

Según ANFAC a la situación actual del mercado, marcado por la pandemia y la crisis económica, "se le han añadido dos factores muy negativos: la subida del impuesto de matriculación y el fin del plan Renove, pese a no haber consumido el 80 por ciento de los fondos". 

Las asociaciones señalan que, a los factores anteriormente señalados, también se han unido los días de bloqueo provocados por la borrasca Filomena, así como el hecho de que en enero de 2021 hubo dos días laborables menos que en el mismo mes de 2020.

Este mes es el primero en el que se recaban datos de emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los turismos vendidos, según la nueva medición WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, en su sigla en inglés). En enero fueron de 127,2 gramos de CO2 por kilómetro. 

El sector lleva meses alertando de que el cambio de sistema impuesto por la Unión Europea conllevaría que un gran porcentaje de vehículos que hasta ahora no tenían que pagar el impuesto sobre matriculaciones (cedido a las comunidades autónomas), ahora sí tengan que pagarlo, lo que encarece su precio final y puede desincentivar la compraventa.

El canal de empresas resiste mejor 

Las matriculaciones cayeron en enero en todos los canales. En el particular, el descenso fue del 53,1 por ciento, hasta las 19.034 unidades, mientras que las impulsadas por alquiladoras, el sector más castigado por la crisis del coronavirus por su vinculación al turismo, bajaron un 65,4 por ciento, hasta 4.535. 

Por su parte, el canal de empresas fue el que mejor resistió en enero, al descender un 43,9 por ciento, hasta las 18.397 unidades. 

En el primer mes de 2021 se matricularon 9.544 vehículos comerciales ligeros, un 31,1 por ciento menos que en el mismo mes de 2020. En este segmento, el más afectado por el descenso fue el de comerciales ligeros de menos de 2,8 toneladas, con una caída del 30,3 por ciento.  

Los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses cerraron con un descenso del 19,4 por ciento, hasta las 1.966 unidades. El peor retroceso lo registró el segmento de los autobuses, autocares y microbuses, con una caída del 61,5 por ciento. 

Por tipo de combustión, los vehículos electrificados, híbridos y gas resistieron mejor enero, con una caída del 28.08 por ciento en su conjunto. En total, se matricularon 11.912 unidades de este tipo de automóviles. 

Los eléctricos, los que más caen

Sin embargo, los coches que son eléctricos al ciento por ciento marcaron el mayor descenso en España, del 69,4 por ciento, mientras que la menor caída se produjo en los híbridos enchufables (-2 por ciento). Por su parte, los vehículos de gasolina y diésel bajaron un 58,4 por ciento y un 55,5 por ciento, respectivamente.

Para la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) y GANVAM han destacado la necesidad de actuar "con determinación" para poder alcanzar los objetivos y conseguir cinco millones de vehículos eléctricos en 2030 y 100.000 puntos de recarga en los próximos cuatro años. Ambas asociaciones han abogado por una reforma fiscal que incluya, entre otros aspectos, la exención del IVA a la compra de vehículos de cero emisiones.

Asimismo, han solicitado a las administraciones públicas un programa de incentivos "ambicioso, eficiente, fácil de gestionar y continuado en el tiempo" para la compra de vehículos eléctricos.

Sin embargo, para ambas asociaciones, dicho paquete de ayudas debería impulsar no solo la compra de vehículos eléctricos, sino también el desarrollo de infraestructuras de recarga.

Para ello ven importante acabar con las trabas a la hora de aprobar licencias y permisos para la instalación y operación de puntos de carga y eliminar las tasas a las infraestructuras de recarga.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios