Servicio

Esta es la razón por la que los precios de los coches subirán con el nuevo año

  • La entrada en vigor de la nueva norma de emisiones está detrás de la subida del impuesto de matriculación que gravará en mayor medida a muchos coches: en el trasfondo está que esa tasa se paga en función del CO2 liberado y, con el nuevo ciclo, la emisión subirá.

Esta es la razón por la que mañana los precios de los coches subirán Esta es la razón por la que mañana los precios de los coches subirán

Esta es la razón por la que mañana los precios de los coches subirán

Desde hace meses diferentes actores del sector de la automoción, entre ellas asociaciones como ANFAC, SERNAUTO, FACONAUTO y GANVAM, han puesto de manifiesto las consecuencias que suponía para el impuesto de matriculación la entrada en vigor el 1 de enero de 2021 del nuevo ciclo de homologación de consumo y emisiones WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure o Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros). Este ciclo, más ajustado al uso real de los vehículos del que se venía utilizando -el NEDC- sube, de facto, alrededor de un 20 por ciento el consumo y emisiones homologados de los vehículos que se someten al ensayo sin que en ellos se haya efectuado modificación alguna.

Como en otros países de nuestro entorno, en España el impuesto de matriculación se ajusta a tramos en función de esas emisiones de CO2 registradas en los ensayos, de modo que un incremento de las cifras homologadas también supone, en algunos casos, saltos entre los diferentes intervalos impositivos.

Así, por ejemplo, se da el caso de que muchos de los coches hoy exentos del pago del impuesto por sus bajas emisiones, mañana tendrá que sumar a sus precios un 4,75 por ciento del precio franco fábrica y transporte al sobrepasar o igualar los 120 g/km de CO2 que determinan el salto entre el primer y el segundo tramo impositivo. Otro tanto ocurrirá con aquellos que, tras la homologación con el nuevo ciclo, vean como sus consumos superan los 160 gr/km, en cuyo caso pagarán un 9,75 por ciento y los que sobrepasen los 200 gr/km, para los que el impuesto supondrá un 14,75 por ciento.

La consecuencia directa de los nuevos ciclos de homologaciones, más próximos a la realidad, supondrá una subida de sus emisiones de CO2 y, con ellas y en algunos casos, del impuesto de matriculación. La consecuencia directa de los nuevos ciclos de homologaciones, más próximos a la realidad, supondrá una subida de sus emisiones de CO2 y, con ellas y en algunos casos, del impuesto de matriculación.

La consecuencia directa de los nuevos ciclos de homologaciones, más próximos a la realidad, supondrá una subida de sus emisiones de CO2 y, con ellas y en algunos casos, del impuesto de matriculación.

Como alternativa a este incremento, y al igual que ha venido ocurriendo en países como Francia o Portugal -la obligatoria aplicación de la nueva norma WLTP es de carácter europeo-, se propuso al Gobierno de la nación una subida de los tramos proporcional al incremento que supondrá la implantación de la WLTP. Así, por ejemplo, el primer tramo podría haber quedado acotado en los 144 gr/km. Sin embargo, esa propuesta de las asociaciones sectoriales no fue, finalmente, contemplada.

Consecuentemente, por los pedidos cerrados a lo largo de 2020 y aún no entregados, se mantendrá el pago del impuesto de matriculación sin cambios, mientras que para los coches que a partir del 1 de enero se adquieran el comprador tendrán que asumir esa tasa en función de su nueva clasificación de emisiones. En manos del concesionario podría quedar hacerse cargo de esa subida para, como si fuera parte de una oferta o promoción propia -en ningún caso, obligatoriamente-, cerrar la venta al hacer más atractivo el precio final.

Un alto porcentaje de los coches fabricados en España pasará de tributar un 0 por ciento del impuesto de matriculación a un 4,7 por ciento. Un alto porcentaje de los coches fabricados en España pasará de tributar un 0 por ciento del impuesto de matriculación a un 4,7 por ciento.

Un alto porcentaje de los coches fabricados en España pasará de tributar un 0 por ciento del impuesto de matriculación a un 4,7 por ciento.

Según fuentes del sector, el cambio de regulación de las emisiones va a afectar al 75 por ciento de los vehículos producidos en fábricas españolas y podría tener una repercusión en las ventas a lo largo de 2021 que, en el caso de las estimaciones más pesimistas, originaría un 35 por ciento de caída del mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios