TRÁFICO Todos los cortes de tráfico por la Feria de Abril

Consecuencias del Brexit

Preocupación en la EU por la política de "confrontación" de Londres

Cartel de protesta contra la reimplantación de la frontera en Irlanda del Norte.

Cartel de protesta contra la reimplantación de la frontera en Irlanda del Norte.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, ha advertido este lunes de que el Reino Unido se está decantando por la "confrontación" para solucionar los problemas que ha creado el Brexit en la provincia británica de Irlanda del Norte.

En consecuencia, el dirigente comunitario declara que está "profundamente preocupado" por este giro, según escribe en una tribuna publicada este lunes por el diario The Telegraph.

En el texto, Sefcovic, al frente de las negociaciones del Brexit, recuerda que Bruselas ha presentado un "sólido paquete de soluciones" que tienen "potencial para arreglar" los desafíos que presenta el controvertido Protocolo para Irlanda del Norte.

"Esto se hizo de buena fe y estoy trabajando las 24 horas del día para lograr un acuerdo con el Gobierno del Reino Unido que ofrezca la estabilidad, certeza y previsibilidad que se merece Irlanda del Norte", expone el político eslovaco.

Sefcovic ha respondido así a la posición adoptada por Londres en las últimas semanas, a la que se une este lunes un documento publicado por el influyente grupo de pensamiento Policy Exchange, en el que el negociador británico, David Frost, acusa a la Unión Europea (UE) de haber "destruido el consenso entre comunidades" en la provincia británica.

Frost, miembro del gabinete de Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, sostiene que Bruselas insiste en aplicar el acuerdo que entró en vigor en enero sin las modificaciones que exige Londres.

Ese texto, a través del citado protocolo, establece controles a las mercancías que entran a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido a fin de permitir que la frontera con la República de Irlanda continúe siendo invisible, tal como exigen los acuerdos de paz de 1998.

El Reino Unido argumenta que esos arreglos provocan demasiadas fricciones, por lo que exige renegociar el protocolo. Bruselas ha ofrecido reducir en un 80% los controles, pero Londres quiere que también se rebaje el papel del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en disputas comerciales y matizar la obligación de que la provincia británica cumpla ciertas directivas comunitarias.

"Me preocupa cada vez más que el Gobierno del Reino Unido se niegue a comprometerse con esto (a negociar) y se embarque en un camino de confrontación", subraya hoy Sefcovic. El comisario europeo añade que la "paz en Irlanda del Norte" es "demasiado valiosa" como para "ponerla en riesgo".

Después de dos rondas de diálogo, en las que no ha habido avances significativos, los negociadores de ambos lados volverán a retomar sus contactos esta semana en Bruselas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios