Mundo

Seguidores de Trump se echan a las calles

  • El presidente saliente jalea a miles de simpatizantes que marchan por Washington para denunciar un fraude electoral sin pruebas

Seguidores de Trump, en una manifestación Seguidores de Trump, en una manifestación

Seguidores de Trump, en una manifestación / EFE

Una semana después de que las proyecciones de los medios dieran como ganador en los comicios de EEUU al demócrata Joe Biden, miles de simpatizantes del presidente, Donald Trump, salieron ayer a las calles de Washington DC para denunciar, sin pruebas, un presunto fraude electoral, jaleados por el propio mandatario, que salió a saludarlos desde su auto.

Una semana después, Trump no ha reconocido aún su derrota en las elecciones del 3 de noviembre, al tiempo que no ha parado de repetir que hubo un supuesto fraude en los comicios, sin aportar una sola prueba. Y parece que este mensaje ha calado entre sus seguidores, de los que muchos llevaban ayer pancartas que decían "no roben las elecciones".

Desde primera hora de la mañana, ríos de partidarios de Trump inundaron las calles que desembocaban en la Freedom Plaza, junto a la Casa Blanca, con gorras y camisetas de su campaña electoral con el lema "Make America Great Again" (Haz EEUU grande de nuevo).

Poco después de las 10:00 (las 16:00 en España), el auto de Trump apareció por la Avenida de Pensilvania, junto a Freedom Plaza, desde donde saludó a los cientos de manifestantes que estaban concentrados en ese momento en lugar, donde la marcha comenzó poco después del mediodía.

El presidente saliente sonrió y saludó desde su vehículo a sus seguidores. "Lo vimos a lo lejos (a Trump), vinimos temprano, estábamos en medio de la multitud y apareció", explicó a Efe Terrelen, de 54 años y ayudante de un abogado, que acudió a la capital de Estados Unidos desde Indiana, junto a su marido Jay, de 55 años y trabajador en la industria aeronáutica.

Jay, que al igual que su esposa llevaba una gorra con el lema de la campaña de Trump, detalló que habían decidido participar en esta marcha para apoyar a Trump y "respaldar el estilo de vida estadounidense, la libertad, la democracia y la protección de las elecciones legales".

Emulando el vocabulario que lleva utilizando Trump desde que se conocieron los resultados de los comicios y las acusaciones de fraude electoral sin pruebas, Jay manifestó sus dudas sobre la legalidad de la votación sin ofrecer grandes precisiones.

"La gente ha visto fraude -subrayó-, la gente ha visto extracción de papeletas de votación, la gente ha visto manipulación de programas informáticos... Hay un motivo por el que Trump lideró durante un rato la noche electoral, y luego en mitad de la noche fueron 138 votos electorales a Bien, es estadísticamente imposible".

En ese sentido, Terrelen opinó que "los medios de comunicación no están mostrando el fraude electoral, pero es posible encontrar las pruebas de que ha habido", aunque preguntada sobre dónde podían hallarse no ofreció más datos e insistió en sus alegaciones.

Hasta ahora, Trump apenas ha conseguido alguna que otra victoria menor en los tribunales, donde ha ido sufriendo reveses como el del viernes en dos cortes de Pensilvania, en las que fueron desestimadas seis demandas presentadas por su campaña electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios