Cabaret Festival

María Becerra: modelo de la generación Z

  • La artista argentina visitó Cabaret Festival en un concierto donde predominó la música urbana

María Becerra, durante el concierto.

María Becerra, durante el concierto. / DS

Quevedo, Bad Bunny, Rosalía. Los iconos actuales de la música urbana iban sonando uno detrás de otro en los prolegómenos del concierto de María Becerra, artista argentina que visitó Cabaret Festival en la noche del sábado. “María, María”, coreaban desde el público, a la espera de la cantante. Un público que era testimonio de la generación Z, camisas de festivales, gafas de colores, anchos pantalones de campana, mucho móvil grabando y viendo el mundo por la óptica de una cuenta de Instagram. Acompañaban ritmos de reguetón y de trap.

A las nueve y media, puntual, se encendieron las pantallas del escenario. “¿Cómo anda mi gente de Sevilla?”, preguntó María Becerra justo antes de empezar el espectáculo -en un recinto que no ocupó la mitad del aforo-. Comenzó la artista con Acaramelao, sonidos de salsa, música latina, que animaron al público y levantaron los primeros aplausos. Destacaba el despliegue de las coreografías y la puesta en escena, con un juego de luces, humo y hasta llamaradas que salieron desde el escenario y que iluminaron el recinto, el Centro Hípico de Mairena del Aljarafe.

La gira de la artista se titula Animal Tour, y mucho hubo de fuerza expresiva, de rugido, de garra, de nervio. Sonó, muy acorde al momento, Animal, mientras veíamos una fiera digital en las pantallas, mientras María Becerra animaba a su público a disfrutar de este recital de nuevas músicas que nacieron con el reguetón de los años 2000 y que han seguido haciéndose hueco en el panorama musical -casi todo el hueco de lo “comercial” y de la cultura de masas-.

Mal acostumbrao introdujo la guitarra eléctrica como uno de los principales elementos, cerrando la canción. Inmediatamente después fue el turno de Marte, tema que María Becerra interpreta junto con la actriz y cantante Sofía Reyes y que habla del desencanto de una relación: “Y te aviso, la cagaste, / dormiste en otra parte. / Conmigo te quemaste. / Ahora ándate a Marte, / que aquí, no te quiero aquí. / Cagaste, conmigo te rajaste, / me heriste como a nadie”.

El ritmo del concierto de María Becerra pasó de las canciones bailables y festivas a otras de un estilo más cercano a la balada. Dime cómo hago marcó esa interrupción. Siguió Episodios, tema que logró crear una atmósfera de emoción y de conexión con el público joven e incluso adolescente. High fue la canción con la que el espectáculo se inclinó al registro pop -una canción que María Becerra compuso junto con Lola Índigo y Tini Stoessel-. Desde el auditorio se coreaba la letra mientras Becerra acercaba su micrófono: “Qué lindo momento”, declaró.

Y volvieron los ecos del reguetón actual, posmillennial, con Tranquila y con Miénteme. De nuevo lo reflectante, los colores estridentes, las luces que parpadean en el escenario. Muy arriba las manos y los ánimos con Wow Wow, canción que María Becerra interpreta junto con la popular Becky G. Trap y twerking para un concierto que la artista defendía con pulso y con entrega.

“Sevilla, ustedes son mi debilidad”, dijo la cantante con su acento argentino, quien por otra parte invitó a una espectadora a subir al escenario. Para cantar juntas Cerquita de ti. Eclosión de aplausos para la inesperada invitada que, emocionada, abrazó a la artista en cuanto se encontró con ella. Frente por frente. “Tienes un talento hermoso”, dijo María Becerra al despedir a la afortunada.

Hubo también una pedida de matrimonio. En directo. “Tras once años juntas”, manifestó la chica. María Becerra quiso celebrar la buena nueva bajando del escenario para cantar con sus seguidores Tu Lady.

La fiesta de María Becerra con su gira Animal terminó como empezó: con mucho reguetón, ritmos latinos, fuerza y entrega en Cabaret Festival. Y en el ambiente, una estética de nuevas generaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios