TIEMPO Bajo de Guía se tiñe de blanco tras una impresionante granizada

Conciertos Califato 3/4 en Sevilla

Los "Sex Pistols del folclore" sureño toman el Lope de Vega

  • El colectivo "panandaluz" Califato 3/4 se estrena este jueves y el viernes en el emblemático teatro sevillano con sendos conciertos especiales de presentación de su último álbum, 'La contraçeña'

Curro Morales y Esteban Espada, de Califato 3/4, en la Puerta de la Carne de Sevilla.

Curro Morales y Esteban Espada, de Califato 3/4, en la Puerta de la Carne de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Califato 3/4 visita por primera vez y en doble cita, este jueves y el viernes, el teatro Lope de Vega para estrenar en directo y a lo grande –con más de 30 personas involucradas en el espectáculo– La contraçeña, un álbum realizado en plena pandemia y publicado el pasado mes de marzo. Y no serán, lo dejan muy claro, dos conciertos más. "Como estamos en casa, podemos permitirnos algunas alegrías que serían imposibles si tuviéramos que moverlo fuera de Sevilla porque costaría demasiado dinero mover a tanta gente", dice Curro Morales, o S Curro, su alias musical. "Llevamos violines, vientos, casi todos los colaboradores que aparecen en el disco... Es un gran esfuerzo para hacer algo diferente, y de hecho nuestra intención es, al menos cada año, montar un concierto verdaderamente especial, porque nos gusta hacer cada vez algo más gordo y no queremos pasar muchas veces por el mismo sitio. Así no vamos a ganar dinero en la vida, pero si no entendiéramos lo que queremos hacer con el grupo de este modo, no sería tan divertido", añade su compañero de banda Esteban Espada.

En los conciertos (ambos días a las 20:00 y con entradas entre 9 y 25 euros) la banda o casi mejor dicho el colectivo –"panandaluz" y "nada miarmita", como recalca Morales, él mismo criado en Jaén; los demás miembros se reparten entre Sevilla y Málaga– contará con las colaboraciones especiales de Queralt Lahoz, Miguelito García (más conocido como Dandy Pirancha, el frontman de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba), María José Luna, Alberto Álvarez (Mártires del Compás), Ebla, David Álvarez (de la banda de cornetas y tambores Tres Caídas de Triana), Araceli Morales y Manu Pérez (Canastéreo).

De la reinterpretación permanente de la idiosincrasia y las tradiciones populares andaluzas, siempre en desprejuiciado diálogo con la electrónica –ya sea en forma de funk, hip hop o dub–, ya dejó constancia Califato 3/4 en sus anteriores trabajos, el EP L'ambôccá (2018), el álbum Puerta de la Cânne (2019) y los dos EP lanzados en el corazón de la pandemia, En bûcca y câttura y Ruina (ambos de 2020). Esa premisa innegociable que consiste en trabajar siempre con algún elemento del folclore andaluz – "es la única norma que nos imponemos, creemos que para que tenga sentido la banda debemos trabajar con algún límite; y para todo lo demás, libertad absoluta", sintetiza Morales– sigue más que presente en La contraçeña, un disco del que se sienten especialmente satisfechos.

En él, el grupo suena más festivo y desinhibido, algo que se debe al roce de la música con el escenario, cuentan. "Una vez formado el grupo, tardamos dos años en dar el primer concierto. Pero, con las limitaciones inevitables de la pandemia, el mayor rodaje en los directos ha ayudado a que nuestra música termine de coger forma", explica Espada. "Antes simplemente éramos nosotros encerrados en un sitio haciendo lo que nos daba la gana. Prácticamente todos éramos antes productores, pero no habíamos tocado en directo. Así que la dinámica de los conciertos, de esa convivencia más intensa entre nosotros ha trasformado la dinámica y esa energía del escenario se ha acabado reflejando también en la grabación. En cierto modo –se ríe Morales– somos los Sex Pistols del folclore, por aquello de haber ido un poco aprendiendo a tocar sobre la marcha".

Que el resurgimiento del orgullo y las señas de identidad del sur tiene un componente generacional importantísimo es algo, a estas alturas, más que evidente en diversos flancos de la cultura popular. En el caso de Califato, dice Espada, el grupo ha supuesto "un reencuentro con nuestras raíces". "Esto es algo, en realidad, con una larga tradición en Andalucía, fíjate en Veneno, Pata Negra, Silvio o Mártires del Compás, todos ellos jugaron, cada uno a su manera, con las tradiciones de aquí. El paréntesis extraño, en este sentido, fue el de los años 90, cuando todo el indie era tan anglo y daba como vergüenza la cultura propia; a mí mismo me pasó, vaya. Pero luego uno madura y se da cuenta de no tiene sentido imitar nada. La música más interesante, y lo vemos en el flamenco pero también en la cumbia o el rap, es aquella que está muy apegada a un territorio, aunque luego se universalice. Al final se trata de hacer algo con el corazón, que sea de verdad y tenga tu voz; si no, para qué, lo contrario no es interesante ni para la gente de aquí ni para la de fuera".

A Califato 3/4, que ha emergido del puro underground, un ámbito en el que la coherencia se examina siempre con enorme celo, le cayó alguna que otra agria crítica por su participación en el muy comentado anuncio de Cruzcampo con Lola Flores en modo holograma de Blade Runner. "A mí me parece que es lo mismo que acusar a alguien de trabajar en un McDonald's. Cuando hicimos el anuncio teníamos una verdadera necesidad económica. Y claro que sabemos que hay una multinacinal detrás y lo que eso implica, pero para nosotros Cruzcampo es tambien un símbolo y un icono, forma parte de nuestro paisaje, y para nosotros es tan válido en nuestro discurso un botellín de la marca como el Curro de la Expo. Creo que haciendo el anuncio para nada rompimos ninguna regla y fuimos totalmente consecuentes", replica Morales.

La pandemia no ha sentado bien a nadie, pero a Califato, en concreto, le arrancó las alas justo cuando iba a echar a volar. El BBK Live de Bilbao, el Sónar de Barcelona, el Sound Isidro de Madrid: los compromisos del grupo se fueron al traste al cancelarse todos esos festivales. "Ha sido jodido, pero no queda otra. Y ahora es muy díficil hacer planes, pero al fin y al cabo estamos acostumbrados de antes, cualquiera que haya elegido este camino sabe que la incertidumbre y el vivir en el alambre es la realidad del día a día. En el mundo de hoy, de la estabilidad mejor que nos olvidemos, hasta los que tengan aprobadas sus oposiciones en Correos", dice Espada. Pero poco a poco la banda va despegando otra vez: tras los conciertos del Lope, Califato actuará en Madrid y Zaragoza y a comienzos de 2022 se embarcará, por fin, en la ambiciosa gira de salas por todo el país que hasta ahora, por la pandemia, no había podido realizar.

Videoclip del tema 'Pascual Márquez 33', dirigido por Raúl Rosillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios