Cultura

Bon Scott, la legendaria voz de AC/DC que murió ahogado en sus propios excesos

Bon Scott en una grabación en directo cantando el 'Highway to hell'

Brian Johnson es uno de los cantantes de rock con la voz más inconfundible del panorama internacional. Hablar de AC/DC es hablar de uno de los frontman más carismáticos (paréntesis de Axl Rose mediante). Pero en su día, el cantante que marcaba tendencia en la banda de alto voltaje fue Bon Scott. Aunque no fue el primero de los vocalistas de la banda británico-australiana (el primero fue Dave Evans, pero solo participó en un par de sencillos), se convirtió en una leyenda del rock con su muerte el el 19 de febrero de 1980 con solo 33 años, tras una noche de excesos con mucho alcohol.

Le encontraron muerto en el coche de un amigo en Londres después de haber pasado la víspera bebiendo en un club nocturno. Oficialmente, se mencionó que Scott murió como resultado de "intoxicación alcohólica aguda" y "muerte accidental".

Bon Scott se quedó dormido en el coche y, al no ser capaz de despertarse, murió por un atragantamiento fruto de su propio vómito. La muerte de Bon Scott fue un gran golpe para AC/DC, ya que el cantante era conocido por una increíble presencia en el escenario y su inconfundible voz. Pero, fruto del destino, AC/DC contrató a Brian Johnson, y junto los Young forjaron una carrera legendaria de una de las bandas con más seguidores en el mundo. Así, la publicación de Back In Black, con una portada de negro luto y que fue homenaje a Scott, fue un éxito rotundo y acabó vendiendo 45 millones de copias.

Toda una vida musical

Bon Scott tuvo una vida musical rica y diversa antes de alcanzar la fama mundial con la icónica banda de rock. Nacido como Ronald Belford Scott el 9 de julio de 1946 en Forfar, Escocia, y criado en Fremantle, Australia, Scott comenzó su carrera musical en 1964 con The Spektors, una banda de Perth, en Australia, donde desempeñaba el papel de baterista y ocasionalmente de vocalista. Aunque The Spektors no lanzaron álbumes de estudio, sus grabaciones tempranas fueron posteriormente publicadas en compilaciones.

Bon Scott con The Spektors

En 1966, Scott se unió a The Valentines, un grupo de pop rock conocido por sus armonías y su estilo pegajoso. Con The Valentines, Bon Scott pasó de ser un músico de fondo a convertirse en el vocalista principal, lanzando varios sencillos que captaron la atención del público australiano, incluyendo Every Day I Have to Cry y Nick Nack Paddy Whack. Sin embargo, la banda no logró producir un álbum completo antes de su disolución en 1970.

Bon Scott con The Valentines

Posteriormente, Scott encontró un nuevo hogar musical en Fraternity, una elegante y virtuosa banda de rock progresivo y blues.

Bon Scott con Fraternity

En esta banda de culto exploró un sonido más complejo y maduro, contribuyendo a la grabación de dos álbumes: en 1971 Livestock y Flaming Galah en 1972. Estos trabajos permitieron a Scott desarrollar aún más su estilo distintivo y su presencia escénica, aunque la banda nunca alcanzó el éxito comercial esperado.

Tras la disolución de Fraternity, Scott tuvo un breve período de inactividad musical. Sin embargo, en 1974, su vida cambió drásticamente cuando se unió a AC/DC, una joven banda australiana de hard rock. Con AC/DC, Scott rápidamente se convirtió en una figura carismática y esencial, liderando al grupo a través de una serie de álbumes icónicos que definirían el sonido del rock para las futuras generaciones. Bon Scott participó en la grabación y las giras de estos discos: High Voltage (Australia) (1974), T.N.T. (Australia) (1975), High Voltage (1976), Dirty Deeds Done Dirt Cheap (Australia) (1976), Dirty Deeds Done Dirt Cheap (1976), Let There Be Rock (1977)Powerage (1978), If You Want Blood You've Got It (1978), Highway to Hell (1979) y'74 Jailbreak (1984).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios